TRELEW (ADNSUR) - El trelewense Ricardo “Dicky” Clarke fue elegido como uno de los dos "Jueces Lego" (populares) , en un juicio que convulsionó a la sociedad noruega. Se trata del caso de un profesor de un colegio secundario de Bodø, que fue denunciado por abuso sexual de tres adolescentes de 16 años, quienes lo acusaron ante la Justicia y la Policía Federal Noruega.

El Juez Lego administra justicia aplicando la ley como un Juez de Derecho Penal, juntamente con el Juez Letrado, formando parte del Tribunal. El sistema se estableció en Alemania en el año 1950. Clarke cumple esta función honorífica que ejerce desde el año 2008.

En  los casos penales, dos Jueces Lego participan con un Juez Letrado en la audiencia principal del Tribunal y condenan. Son elegidos por el Consejo del Municipio, la Policía Federal y el Departamento de Justicia.

Durante el juicio a puertas abiertas, que se extendió por tres días, estuvo presente la prensa y los medios, como así también testigos y autoridades del Ministerio de Educación. El fiscal y los abogados defensores pidieron 2 años de cárcel para el acusado y una compensación económica de 5.000 euros para cada una de las jóvenes.

La jueza del caso, Mariell Gabrielsen, junto al juez lego, Ricardo Clarke (Foto: Sindre Kolberg / Bodonu.no)
La jueza del caso, Mariell Gabrielsen, junto al juez lego, Ricardo Clarke (Foto: Sindre Kolberg / Bodonu.no)


Clarke junto al otro Juez Lego y el Juez Letrado, tiene ahora la gran responsabilidad de dar el veredicto final en un caso tan complicado, el cual se dará a conocer el jueves próximo.

“En mis doce años ejerciendo esta tarea de Juez Lego representando a la comunidad noruega y que requiere tanta honestidad y criterio para juzgar y condenar, es la primera vez que participo en un caso tan exigente y complicado, en el cual como jueces tenemos el absoluto poder de decidir sobre la libertad de otro y no es tarea fácil”, manifestó  Clarke a Diario Jornada.

Me siento muy honrado por haber sido elegido Juez Lego, y con toda mi humildad debo decir que este honor y honra habla por sí solo de mi reputación y conducta intachable en Noruega, ya que soy el único noruego de origen extranjero desempeñando estas destacadísimas funciones”, indicó.