COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Ya a fines del año pasado, la Municipalidad de Comodoro Rivadavia analizaba para enero del 20121 comenzar a aplicar el segundo tramo del aumento del transporte público aprobado sobre fines del 2019, y que debía empezar a regir en junio de 2020, con un valor de 41,85 pesos. Sin embargo no se aplicó por el congelamiento de tarifas dispuestas por el Gobierno Nacional en el marco de la pandemia, y el corto plazo se pondrá en vigencia la ordenanzas, por lo que el boleto pasaría de $21 a $41,80. 

Adrián Rodríguez, subsecretario de Transporte del municipio,  aclaró a ADNSUR que habrá novedades del aumento en los próximos días, y explicó que este incremento ya había sido aprobado en su momento por el Concejo Deliberante:“ no podíamos justamente aumentar el boleto por imposiciones de Nación” en el marco de la crisis por la pandemia.

“Estamos justamente verificando la situación de poder implementar esta ordenanza y  que pueda impactar en el boleto. Por el momento está prorrogado, no es un aumento del boleto, es lo que ya estaba pautado hace un año y realmente implementarlo”, precisó. 

En este marco, el funcionario municipal anticipó que “en el transcurso de la semana que viene estaremos  terminando de analizar para ver si  se va a implementar o no. Por el momento queda claro que  no es un aumento sino que lo que estaba dictaminado en su momento,  y poder terminar de implementarlo”, volvió a reiterar. 

HASTA DIEZ PASAJEROS A PIE

Por otro lado,  Rodríguez indicó que a partir de las recurrentes quejas de pasajeros que no podían tomar el colectivo porque iban ocupados en su totalidad y por disposición municipal, no estaba permitido que hubiera gente parada dentro de las unidades por la pandemia de coronavirus. Es que se definió a partir de este viernes comunicarle  a la empresa Patagonia Argentina y  Diadema Argentina “que a partir de la fecha van a poder circular con hasta con diez personas paradas en el colectivo. Esto va a permitir que cada una de las líneas en la ciudad puedan llevar más personas para evitar estas demoras”, anunció en diálogo con esta agencia de noticias. 

Y reconoció que “lamentablemente en la zona suburbana , en las líneas de zona norte, tienen frecuencias más aisladas”, y que no pudieran tomar un colectivo porque iba lleno, generaba importantes demoras para quienes debía trasladarse. Por lo que esta medida  de permitir que diez personas vayan paradas y no queden de pie va a lograr descomprimir esta situación.