Una historia vinculada a la salud en tiempos de coronavirus causó división en las últimas horas en redes sociales, luego de que una mujer relatara cómo un hospital porteño rechazó atender a su hija con la córnea fisurada por ser positiva de Covid-19.

El hecho se volvió viral en Twitter, luego de que la madre de la joven compartiera la historia con sus seguidores. “¿En qué nos hemos convertido?", se preguntó.

En base a su relato, la joven tiene coronavirus, y se encuentra aislada hace 9 días. Sin embargo, a raíz del accidente que tuvo en su ojo, la mujer decidió llevarla a la guardia de una clínica de ojos para que la atendieran, dada la gravedad del asunto.

"Ella se queda en la vereda esperando. Entro (yo tengo 2 pcr negativos) y les digo que mi hija es covid positivo y que tuvo un accidente”, explicó.

En ese sentido, explicó que varias personas comenzaron a pedirle que se retirara del lugar por ser contacto estrecho, pese a haber presentado dos PCR negativos.

Tweet de Mariana Volpi

“Shock. La piba de recepción se para nerviosa y se va. Vuelve y me dice: ‘no la podemos atender y Ud tiene que retirarse porque es contacto estrecho’. La gente que estaba esperando ser atendidos comenzaron a decirme: ‘¡váyase!’ En particular una Sra. con el barbijo sin tapar la nariz”, puntualizó.

Y sumó: “Me dice que piense en ellos y que nos vayamos. Por supuesto le dije que primero se ponga bien el barbijo y le pregunte si ella era positivo de covid. La sra. sorprendida me dice: no!. Y, ¿Ud. cómo sabe, señora, que no es positivo? Mi hija lo es por eso no entró. Tuvo un accidente”,

La recepcionista, explicó la mujer, "me dice que tenemos que irnos y que ‘llame al SAME’". "No di crédito a lo que me estaba diciendo y le pedí amablemente que me repitiera, a ver si no había entendido bien. Repitió lo mismo: vaya a su casa y llame a una ambulancia!”, detalló.

Tweet de Mariana Volpi

Más adelante en su relato, que causó indignación entre los usuarios de la red social, contó que tras llamar varias veces al lugar para que atendieran a su hija, decidió, por su reiterada negativa, amenazarlos con llamar a un escribano para que le labrara un acta si continuaban negándose a atender a su hija.

“Mi hija lloraba en la vereda y me gritaba de afuera: vamos ma! angustiada, avergonzada. La leprosa. Una sensación muy fea. Dolorosa. (ademas de la vergüenza por la madre loca gritando en la recepción: yo!) (...) Tuve que salir a la vereda porque mi hija estaba que no daba más. En eso sale otra recepcionista y me dice: se esta preparando un doctor que la va a atender. El medico fue muy amoroso y amable con ella. Mi hija tenia a cornea fisurada (además del covid positivo)”, sumó.

Tweet de Mariana Volpi

Y cerró: “Mi hija lloraba desconsolada. Hoy es su cumpleaños. Cumple 21 años. Tiene covid y yo no pude darle un abrazo”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!