COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Muchas veces tenemos que tomar decisiones difíciles. Otras veces, la decisión puede ser fácil, pero el contexto es extremadamente doloroso. La familia de un joven policía de 22 que falleció este domingo decidió, en medio de su dolor, regalar a otros la posibilidad de vivir, y donó sus órganos.

El joven tuvo muerte cerebral el domingo a la medianoche. Tras la decisión de la familia se comunicó al INCUCAI y se puso en marcha el operativo de ablación. Después del mediodía llegaron a la ciudad los profesionales médicos del equipo del organismo nacional, y el procedimiento fue realizado durante horas de la tarde.

Se concretó el operativo de ablación de órganos en el Hospital Regional

La ablación multiorgánica fue coordinada por el Hospital Regional. Allí, equipos médicos del INCUCAI realizaron los delicados procedimientos para preservar los órganos, y después de las 19 hs se retiraron del nosocomio para dejar rápidamente la ciudad, vía aérea, y que el preciado cargamento llegue a quienes tan ansiosamente los están esperando.

Según se informaron fuentes a ADNSUR, "pulmón y corazón irán a Ciudad de Buenos Aires y uno de los restantes órganos será destinado a Córdoba".

Se concretó el operativo de ablación de órganos en el Hospital Regional