CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Tras haber identificado dos casos sospechosos de peste negra vinculados al consumo de carne de marmota, en la región occidental de Khovd, en Mongolia, se inició una cuarentena, según confirmó el Centro Nacional para las Enfermedades Zoonóticas (NCZD) del país en base a los tests de laboratorio realizados.

Debido a las muertes, se dispuso el confinamiento para la capital de la provincia y uno de los distritos de la región, a unos 500 kilómetros al sur de las repúblicas siberianas meridionales de Tyva y Altai. A su vez, a los vehículos se les prohibió temporalmente el ingreso a la región, según publica Clarín.

Los medios locales sugirieron que las víctimas eran un hombre de 27 años y una joven cuya edad por el momento se desconoce. Ambos habrían comido carne de este roedor, provocando una infección en su organismo que terminó con su vida.

El NCZD declaró haber analizado muestras de 146 personas que, en su opinión, tuvieron contactos con las dos personas infectadas, e identificaron a 504 individuos que tuvieron un segundo contacto.

En el 2019, Mongolia también tuvo que cerrar las fronteras con su país vecino, luego de que dos turistas rusos murieran por consumir este tipo de alimento. 

La peste bubónica sería un descendiente de la peste negra, enfermedad que siglos atrás causó la muerte de cerca de 50 millones de personas.

Por un brote de peste negra pusieron una ciudad en cuarentena en Mongolia

Las marmotas son un género de roedores que están estrechamente emparentados con las ardillas, aunque las superan ampliamente en tamaño y son de hábitos terrestres. Su caza está prohibida en la nación. Sin embargo, la población aún continúa alimentándose de este animal.