Este miércoles salió a la luz la denuncia pública que indica que hay más de 30 ventiladores donados por la Fundación Messi, "varados" en el aeropuerto de Rosario.

Estos aparatos reemplazan en la asistencia respiratoria manual que se realiza en las guardias a falta de respiradores, en medio de un colapso sanitario en Santa Fe por el coronavirus.

Todo este instrumental llegó en un vuelo privado desde España al Aeropuerto Internacional Islas Malvinas el pasado 8 de agosto, un traslado que estuvo a cargo y costo de la propia Fundación encabeza por el jugador y astro argentino del Barcelona, Lionel Messi.

Según se averiguó, estos materiales permanecen en depósito en la terminal de Fisherton hasta tanto no se presente la autorización de la Amnat para poder completar el trámite aduanero, así lo informó Diario La Capital.

Las mismas fuentes indicaron que se trata de equipos que fueron fabricados por la automotriz Seat.  Si bien no se utilizaron en España, la familia Messi evaluó enviarlos a la ciudad con la intención de que podrían aliviar la asistencia en los centros de salud rosarinos.