COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Mario era un hombre lleno de vida, de fuerza, vivía pensando en sus compañeros y sus amigos”, dice José Crea, un ex combatiente de Comodoro Rivadavia que compartió numerosos momentos con Mario Gianelli,  el ex combatiente de Malvinas que se llevó el coronavirus.

Juntos no solo compartieron sus experiencias en tiempos de guerra, sino que participaron de charlas en Perito Moreno e incluso estuvieron al frente del Centro de Jubilados de Kilómetro 8. Como dice José, aún no puede creer que su compañero no esté más.  

Gianelli fue un defensor de la causa Malvinas.
Gianelli fue un defensor de la causa Malvinas.

Este 2 de abril es imposible no recordar a Mario Gianelli, “el Pájaro”, como lo conocían en los medios, por su labor como relaciones públicas de la IX Brigada Aérea. Gianelli supo militar la causa Malvinas y fue el impulsor de la plaza “Héctor Bordón” que hoy homenajea la gesta en la rotonda de ingreso al Aeropuerto General Mosconi, allí donde cuatro días después de su muerte le rindieron homenaje.

“Mario adoraba esa plaza. No sabes lo que le costó hacer esa plaza y traer el avión a Comodoro, hacer el contacto con el Estado Mayor y hacer las gestiones, porque te daban el avión pero tenían que ir a buscarlo. Entonces como él adoraba tanto esa plaza, la señora pidió hacer un homenaje a Mario en la plazoleta. Fue un cura, dio un responso, bendijo la urna. Fue algo emocionante”, dice Crea, con un nudo en la garganta.

Unos días después de su muerte, amigos y familiares homenajearon al Gianelli, en lo que fue su último adiós.
Unos días después de su muerte, amigos y familiares homenajearon al Gianelli, en lo que fue su último adiós.

Gianelli nació en Galvéz, Santa Fe. Tenía 62 años, y la última gran parte de su vida la vivió en Comodoro Rivadavia, la ciudad donde formó su familia y crió a sus 6 hijos. Amante del fútbol y la aviación, se recibió de suboficial en Córdoba, y cuando egresó su primer destino fue Paraná, donde estaba la dotación de aviones Pucará.

Allí estuvo un par de años y luego fue destinado a Comodoro Rivadavia, donde prestó servicios durante la Guerra de Malvinas, abocado a la búsqueda y rescate de pilotos.

Crea, quien fue pararescate de la VI Brigada Aérea de Tandil, cuenta que “a Mario le tocó hacer el rescate del barco Río Iguazú”.

“Venía prendido fuego y se vino para el lado de Puerto Deseado. Venían los heridos, y él participó, era operador de grúa del helicóptero, también había un enfermero y pararescate preparado para descender del helicóptero y rescatar a los heridos”.

En el aire el riesgo era una constante. Los helicópteros ingleses eran artilleros y contaban con misiles y cohetes. Gianelli participó en al menos 5 rescates, y dejó su huella en el conflicto.

Tras la guerra además fue uno de los impulsores de la Unión de ex Combatientes de Comodoro Rivadavia, actividad que combinaba con su trabajo en la Fuerza Aérea, donde fue instructor, tripulante de Fokker 27, de Twin y el encargado de traer desde Estados Unidos el Sabre, un avión que todavía está volando.

En 2011 Gianelli se retiró como suboficial Mayor del Ejército, pero siguió militando la causa Malvinas.

El último diciembre, esta maldita pandemia le jugó una mala pasada y cayó internado en las últimas semanas del año. El 7 de enero Mario Gianelli perdió la vida, dejando un gran recuerdo en la comunidad.