En la justicia federal se acumulan más de 1.000 conciliaciones por infracción a las normas sanitarias que restringen la circulación. Esa cantidad de casos derivó en pagos, a través de mercadería para comedores de al ciudad, por más de un millón y medio de pesos, con un aporte mínimo que hoy es de 8.000 pesos por infractor.

Paralelamente, la justicia de Faltas de la ciudad lleva procesos similares contra infractores, con multas que pueden llegar hasta los 200.000 pesos. En otro orden, las alcoholemias positivas llegan a los 400.000 pesos.

Verónica Castillo, funcionaria de la justicia federal, precisó para este informe de ADNSUR que la infracción por circular fuera de horario se establece a partir de lo que establece el artículo 205 del Código Penal.

“No es una multa, sino una causa penal, que puede tener distintas finalizaciones”, precisó la funcionaria, en diálogo con Periodismo de 10, por CNN Comodoro. “Una persona puede presentarse y declarar que tenía un permiso y mostrar la constancia, por lo que puede ser sobreseída. Otra posibilidad es que la persona quiera conciliar. Ahí viene la confusión (de quienes hablan de una doble imposición o doble sanción): una cosa es la multa municipal, por ordenanza que sacó el Concejo; y otra un modo de resolución de este conflicto, que tramita en una causa penal y una modalidad para solucionarlo, es la conciliación, que se creó en el Código Procesal”.

La conciliación es un acuerdo que el imputado por violar la norma propone y el fiscal puede aceptar, en acuerdo con la defensa, por lo que una vez aceptado por la parte acusadora, el juez debe homologarlo.

Los pagos se hacen en mercadería para donar a comedores

En ese mecanismo, el acusado ofrece una compensación económica. El mínimo comenzó el año pasado con 4.000 pesos, para luego elevarse a 6.000; y finalmente, en la actualidad, hasta 8.000 pesos. “Es el mínimo y puede haber agravantes, pero es un acto voluntario que prevé el Código Procesal para evitar la causa penal”, explicó Castillo.

La misma funcionaria puntualizó que se contabilizan alrededor de 1.000 conciliaciones desde el inicio de la pandemia en la justicia federal de esta ciudad, lo que implicó donaciones de alrededor de 1.600.000 pesos.

“La persona trae la mercadería con los ticket correspondiente, para acreditar que pagó la suma acordada y nosotros hacemos la distribución a distintos comedores de la ciudad, desde la Defensoría –explicó-. Nosotros no manejamos el dinero: a partir de recibir la mercadería, hacemos un escrito para dar por cerrado el proceso”.

Vehículos secuestrados

Otro ítem que motivó controversias durante los controles sobre medidas de restricción es el secuestro de vehículos. Castillo detalló que el año pasado se  liberaron 500 vehículos secuestrados.

“Ahora no se están secuestrando, salvo por falta de algún tipo de documentación o gente que no pudo acreditar la propiedad del vehículo –detalló Castillo-. Vemos mucha informalidad en las compras de vehículos, que la gente compra pero no hace la transferencia. Hoy los vehículos que no fueron devueltos es porque la gente no presenta la documentación, porque el juzgado exige que se presente algún documento que acredite la titularidad”.

Multas municipales: desde 12.000 hasta 200.000 pesos

Otro de los ámbitos de actuación en el control se centraliza en la Justicia de Faltas Municipal. El titular del Juzgado N°2, Leopoldo Purichelli, informó que entre el 1 de mayo y el 18 de junio último se labraron “4 actas por no respetar el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio”, además de otras actas labradas que aún no se cargaron al sistema y las que pudieron registrarse en los otros dos juzgados de la ciudad.

“Tengo en mi escritorio otro grupo de actuaciones, entre las que me consta que puede haber otras 4 ó 5 infracciones más –precisó el juez de Faltas-. Por semana está viniendo un mínimo de 3 ó 4 actas es lamentable, porque la gente no toma conciencia”.

Los motivos de esas actuaciones se originan en gente que, sin acreditar un oficio o actividad esencial, no respeta el horario fijado, que este domingo y lunes se restringió hasta las 19 hs y desde el martes volverá a extenderse hasta las 22 hs, en ambos casos desde las 6 de la mañana.

“El monto de las multas depende del contexto en que se cometió la infracción, porque puede haber una urgencia médica, pero si la persona no puede justificar fehacientemente la necesidad de salir fuera de horario, puede recibir multas de hasta los 200 mil pesos”.

La ordenanza de carácter local que adhiere el decreto del Aislamiento Social Obligatorio lleva el número 15063/20, que crea el régimen de sanciones por vulnerar las normas surgidas de la emergencia sanitaria.

“Por ejemplo –recordó Purichelli-, no hace mucho tuvimos personas que hicieron actividades de esparcimiento en Rocas Coloradas, con una fiesta electrónica: esa es una conducta agravada”. Luego hay distintas situaciones, pero los máximos de sanción pueden llegar hasta los 200.000 pesos, donde es necesario establecer planes de pago.

Por otra parte, la ordenanza 15064/20 regula el uso obligatorio del tapa bocas, con multas que empiezan en 12.500 pesos. “Este tipo de infracciones han bajado un poco, en abril o mayo teníamos más cantidad de casos pero ahora han disminuido las infracciones por falta del tapabocas”.

Purichelli explicó que las actuaciones judiciales y de la justicia municipal pueden ser conjuntas: “Ahí entramos en juego con una disposición conjunta –indicó-. Esto significa que la persona, cuando viola el horario establecido sin acreditar con causa justificada, interviene el Juzgado Federal por un delito, que es la infracción al artículo 205 del Código Penal. Además, se está vulnerando una ordenanza de orden local. Entonces, la persona que vulnera esto va a tener una causa federal por el artículo 205, que es un delito. Y por otro lado, va a tener que presentarse en el Juzgado de Faltas por una infracción municipal, por haber burlado una ordenanza”.

Multas por alcoholemia siguen en alza: las sanciones llegan hasta 400.000 pesos

En un plano más general, Purichelli fue consultado por las infracciones por alcoholemia positiva:
“Es preocupante, porque estas infracciones siguen en aumento –indicó el juez-. Recordemos que en la ciudad de Comodoro Rivadavia se ha decretado la ordenanza de alcoholemia cero, es decir, antes había un permitido hasta 0,5 gramos de alcohol en sangre. Ahora hay sanción a partir de cero. Lamentablemente, tenemos muchas actas por infracción a la ordenanza número 6995-2/20. Hubo 59 infracciones entre el 1 de mayo y el 18 de junio, solamente en este Juzgado”.

En cuanto a los valores de estas multas, el juez detalló que van desde un mínimo de 160.000 pesos, a un máximo de 400.000.

“¿Cómo sé yo qué importe aplicar? Según la graduación alcohólica. Porque no es lo mismo que le hagan un dosaje sanguíneo y nos dé 0,5/ 0,7 gramos, a que nos dé 2,5 o 2,8 o 1,5. Ahí va el mayor o menor importe”.

En casos de reincidencia, el monto se duplica, además de la retención del carnet de conducir por 30 días. “Nosotros aplicamos charlas de concientización y no hemos tenido reincidencia con las personas que han realizado las charlas. Llamémoslo concientización, llamémoslo suerte, o puede ser miedo a pagar otra multa. Hasta ahora hemos cumplido con el fin y creo que por lo menos funciona en mi Juzgado”.