COMODORO RIVADAVIA (EXCLUSIVO DE ADNSUR) - La asamblea general ordinaria del próximo domingo 4 de noviembre tendrá en su orden del día el tratamiento de la memoria y balance de la SCPL, por el período que abarca desde el 1 de julio del año pasado hasta el 30 de junio de 2018. Entre los indicadores más llamativos, se destaca el déficit de 65,3 millones de pesos en el sistema de distribución eléctrica. Asimismo, se destaca la deuda reclamada al Estado provincial por 224,4 millones de pesos y las contrataciones a terceros por 90,5 millones de pesos. En total, el déficit del período supera los 131 millones de pesos.

La SCPL reclama a Provincia una deuda de $224,4 millones

En relación a la deuda del Estado provincial, señala: “Desde principios del año 2016, nuestra entidad viene reclamando una deuda del Estado provincial al Señor Gobernador, en el marco del contrato de concesión del servicio público de abastecimiento de agua potable a las ciudades de Comodoro Rivadavia, Sarmiento, Rada Tilly y zonas aledañas del Sistema Acueductos, firmado en 2013 y reglamentado en 2014”.

El contrato de referencia prevé que la Provincia se encargue de reparar o sustituir, de ser necesario, los motores afectados al sistema, como también de proveer el combustible líquido o gaseoso y la energía eléctrica para el funcionamiento del mismo. El Estado asumía también la responsabilidad de aportar insumos y la protección catódica de las cañerías.

Sin embargo, añade el documento, “la Provincia no ha cumplido con las prestaciones a su cargo, las que debieron ser asumidas por nuestra institución, generando con ello un costo adicional que destruyó la citada ecuación, sin que a la fecha se haya recompuesto, pues no ha abonado dichos importes”.

Así, hasta el 30 de junio de 2018, “la deuda del Estado provincial con nuestra cooperativa es de $224.417.363,12”.

Números positivos

El servicio de Sepelios arroja un saldo superavitario, con un resultado positivo de $43.666.574, en base a un total de 48.418 socios adheridos, que abonan una cuota mensual de $99, a lo que se suman otras 43.967 personas adicionales adheridas, con una cuota de $89. En el período se realizaron 1.221 servicios fúnebres.

También el servicio de Telefonía arroja saldo superavitario, con un saldo positivo de $13.187.644.

De un total de 112.579 asociados (cifra que incluye a los socios del servicio de telefonía que no poseen energía), hay un total de 68.926 socios activos. Durante el ejercicio se produjeron 3.193 altas y 4 bajas.

Principales gastos: Sueldos, energía y contrataciones a terceros

En el desglose de gastos por ítem, lógicamente se destacan el de la “Compra de Energía”, con 613,6 millones de pesos, superado levemente por el rubro “Sueldos y jornales”, con 671 millones de pesos; vinculado a lo anterior aparece “Aportes patronales”, con 183,5 millones de pesos; más atrás aparece “Compra de Agua”, con 161 millones de pesos; y “Multas e intereses de CAMMESA”, por 139 millones de pesos.

El ítem “Servicios contratdos a terceros” insume un total de 90,5 millones de pesos, aunque no hay desglose de cuáles son los servicios contratados.

Un rubro que genera controversias es el vinculado a “Honorarios Consejo de Administración”, que insumió en el período anual un total de 7,6 millones de pesos, de allí que una de las listas en pugna para incluir a 4 consejeros propone que estos cargos sean ejercidos ad honorem.

Recuperación de conexiones clandestinas

La memoria alude a otro tema polémico como el de las conexiones clandestinas, por lo que las tareas de regularización en distintos sectores barriales de Comodoro (Máximo Abásolo Las Flores, San Cayetano, Comipa, Chacras de km.14, Stella Maris) y Rada Tilly. En base a esa tarea, se pudieron recuperar en el período $1.630.541,5.

Vale recordar que muchas de las multas aplicadas por CAMMESA se originan en la energía no facturada que entrega el sistema de distribución local, porque al final del ciclo se transforma en un cargo adicional para los usuarios que abonan puntualmente sus consumos.

Se consigna también que la SCPL está pagando a CAMMESA una deuda superior a los 737 millones de pesos, en 91 cuotas de 8,1 millones de pesos cada una.

La memoria cuestiona además las demoras del poder concedente para autorizar los nuevos cuadros tarifarios, aplicados directamente por el mercado mayorista, como ocurrió entre diciembre del año pasado y junio del corriente. “Nuevamente, la dilación en los procesos de adecuación de las tarifas a los efectos de que las mismas cubran los costos de prestación de los servicios, tuvo como consecuencia una pérdida económica de $148.315.720, que impacta indubitablemente en el funcionamiento de la empresa mediante la cual los vecinos mismos se auto prestan los servicios esenciales”.