NEUQUÉN (ADNSUR) - Dos jóvenes de la localidad neuquina de Zapala sorprendieron a sus vecinos con un meticuloso trabajo de madrugada: Construyeron una enorme escultura de nieve y hielo de Homero Simpson que fue el foco de las fotografías de este martes por la mañana, que luego se viralizaron en todo el país. 

Maximiliano Millain y Alfredo Sepúlveda, aburridos por la cuarentena por el coronavirus se juntaron en el playón de su barrio y con la nieve acumulada en ese sector realizaron una figura del reconocido dibujo animado en tamaño real.

Zapala: con un Simpsons de nieve sorprendieron a sus vecinos

Según detalló LMNeuquén, Homero Simpson recostado en un banco con una botella en la mano fue la novedad en la ciudad y ya se replicó en las redes sociales de muchos vecinos.

Maxi y Alfredo son amigos de la infancia y pasaron muchas horas juntos jugando en la nieve. Para recordar aquellos tiempos, el lunes por la noche decidieron ponerle manos a la obra y construir una nueva escultura.

"La idea siempre está latente entre nosotros porque en muchas nevadas hicimos distintas figuras, pero ninguna con tanta repercusión como hoy", contó Maxi a LM Neuquén, sorprendido por los llamados y mensajes recibidos de vecinos y conocidos.

Alfredo es el dibujante del equipo. "Tenemos que hacerlo esta noche para que mañana cuando los vecinos despierten puedan verlo al comenzar sus actividades", le dijo a su amigo. Así comenzó el proyecto para levantar la escultura congelada de Homero que mide 1.80 de largo.

HOMERO CONGELADO Y PREMIADO

Además, el Homero Simpson de Zapala va a recibir un premio. Es que un mercado de la zona, había convocado a los vecinos a enviar sus muñecos de nieve con varios premios de regalo. "Y con lo que hicieron estos chicos parece que ya tenemos el primer puesto", contó el comerciante José Infante.

"Estamos muy contentos porque entre tanta mala onda por el coronavirus pudimos darles a todos un poco de alegría y algo distinto para ver", confesaron los amigos quienes ya piensan en qué otra figura poder construir en el barrio.