COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los datos del crecimiento de la pobreza en el país no han exceptuado a Comodoro Rivadavia, donde según el INDEC hay al menos 82.000 personas por debajo de la línea de ingresos básicos. Desde la Fundación Sí, que asiste a alrededor de 18 merenderos y comedores de distintos barrios comodorenses, su coordinadora María Fuzul detalló en esta entrevista exclusiva con el canal digital de ADNSUR cómo se refleja esa situación en el trabajo que realiza la ONG: “Durante este tiempo de pandemia, los pedidos de ayuda se han duplicado o triplicado”, expresó, al referir a una tarea que involucra un promedio de 100 personas en cada ámbito de ayuda social.

“Durante este último tiempo en pandemia, los relevamientos que hicimos en las distintas campañas nos permitieron visualizar un aumento exponencial en la cantidad de gente que se acerca a los comedores, para solicitar ayuda. Esto nos demuestra que en el último tiempo, en los distintos comedores y merenderos con los que trabajamos, se ha duplicado o triplicado la cantidad de gente a la que asiste”, expresó Fuzul.

Según el INDEC, en los últimos dos años la cantidad de personas bajo la línea de pobreza en la ciudad ha tenido un fuerte crecimiento, con 81.993 personas en esa condición. Además, la cantidad de indigentes se duplicó, ya que se elevó desde 6.380 a 13.514 personas. El Observatorio de Economía de la Facultad de Cs.Es. ha determinado una canasta básica total que oscila entre 50.000 y 69.000 pesos, según el método de medición aplicado, lo que podría dejar incluso a más personas por debajo del ingreso mensual necesario para superar ese umbral.

Por la experiencia desarrollada en el terreno, desde la Fundación Sí coinciden en que los datos estadísticos se confirman en la necesidad observada en distintos barrios comodorenses.

“Tenemos un listado extenso y hoy asistimos a entre 15 y 18 comedores y merenderos, dependiendo de las donaciones que nosotros recibimos, más que nada hoy con alimentos es la mayor necesidad. En algunos de estos lugares asistimos hasta 350 personas con viandas, una vez por semana, pero en promedio son 100 a 120 personas que asisten de distinta manera. Muchos se abocaron a la cocina y entregan viandas, desde una vez por semana, en la mayoría, o 3 veces por semana en otros. Y algunos comedores entregan todos los días, con un trabajo que realizamos totalmente a pulmón”, describió Fuzul.

Fundación Sí no recibe donaciones oficiales ni asistencia de ámbitos políticos, sino que busca generar recursos a partir de la colaboración de personas particulares o de empresas. También, como principio de funcionamiento, busca generar en las personas la posibilidad de superar la situación de pobreza a través de la capacitación o aprendizaje de oficios.

“Tenemos dos programas en este momento –contó la coordinadora-, uno se llama ‘Sí pueden’ y otro es de ayuda escolar, para chicos y adolescentes. El primero es un programa de acompañamiento y se busca generar vínculos con adolescentes, para un aprendizaje de oficios y capacitaciones. Y por otro lado brindamos apoyo escolar, no sólo para hacer una tarea, sino para poder dar otras herramientas y acompañarlos en un camino de estudio, para que el día de mañana los chicos puedan seguir estudiando alguna carrera terciaria o universitaria. En total, hay alrededor de 60 adolescentes y jóvenes que están participando de los dos programas”.