Miriam Fernández fue atacada por dos perros tipo pitbull cuando volvía de dejar este miércoles a la mañana a una de sus hijas a la escuela. Recibió ayuda de sus vecinos y fue trasladada al Hospital Regional.

"Estaban atados, pero una de las perras se soltó y me atacó", contó la víctima en vivo por ADNSUR, visiblemente conmovida al recordar la situación, quien aclaró que los perros tienen dueño y no es la primera vez que muerden y atacan de forma brutal.

El marido de Miriam estaba trabajando, pero afortunadamente fueron los vecinos quienes salieron a asistirla "yo les pedía que agarren a los perros de la soga, me había dado por vencida", comentó conmocionada. Recibió cerca de 30 puntos, está muy dolorida,  y "cada vez que me acuerdo no para de temblar", sostuvo Fernández.

Este jueves, David Saldivia, propietario de las perros, mantuvo diálogo con Radio Del Mar y sostuvo que "la perra no es de la calle, sino que es tipo Pitbull y no la tengo suelta, está atada. Le comente al hombre que estos serán los últimos días que estén acá, las voy a llevar para el campo", adelantó.

"No quiero que se malinterpreten mis cosas, no justifico nada, pero cuando me llamaron estaba trabajando. Eran las 3 de la tarde y yo hasta las 5 no salía. Me comunique con mis hijos y se acercaron al lugar, donde vieron a la perra que estaba desatada", detalló.

Explicó que "la otra perrita blanca, que es cachorrita, esa la tengo suelta. Lo que hace ella es morderle una parte de la soga y se la corta (a la perra que estaba atada y luego atacó a la mujer)".

"Estoy conociéndola, ha cambiado de humor ahora que esta atada y lo veo reflejado tras el ataque. Me da temor por la gente, me hago cargo. También pienso en los chicos, en la familia. Aceptaré lo que diga la Justicia", sentenció el propietario.