BUENOS AIRES (ADNSUR) - Científicos peruanos lanzaron una alarma que amenaza a la región en medio de la segunda ola de coronavirus, según advirtieron estudian una nueva variante del virus que al parecer se originó en Perú o en Chile. Y detallaron que es probable que ya se esté “exportando” a otros países como Argentina.

"Hay evidencia de que se encuentra en Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos y varios otros países de la región”, aseguró el doctor en microbiología molecular Pablo Tsukayama, quien además indicó que según los análisis de las muestras presentadas entre enero y marzo "esta nueva variante, que desde la semana pasada se le ha asignado el nombre C.37, correspondería casi al 40% de muestras que hemos procesado en Lima”.

Tsukayama además, explicó que la información aún “es preliminar” y  que la cepa se detectó en el marco del proyecto de vigilancia genómica que se aplica en su país y que permite procesar todos los meses “una muestra de aproximadamente cien genomas de Lima y del Perú”.

“Lo que estamos viendo es que en diciembre, más o menos, empieza a aparecer una nueva variante que no habíamos visto antes en ninguna parte, que no es ni la británica, ni la de Brasil, ni la de Sudáfrica, sino que deriva de algo que ya viene circulando por aquí”, indicó.

EL ORIGEN

Tsukayama dijo que la nueva cepa “está creciendo en Lima” y “también en todo el Perú”, mientras señaló que “todos estos datos son preliminares, pero tenemos una variante que se ha originado o en Perú o en Chile, pero que ya estaría exportándose a otras partes del mundo”.

El especialista insistió en que “la evidencia es muy preliminar” y precisó que por ello actualmente no se puede confirmar que esta nueva variante tenga “mayor transmisibilidad, ni mayor virulencia, ni mayor mortalidad”. Y agregó- según publica TN -  que : “Lo único que sabemos es que empieza a aparecer el mismo momento en que empieza a levantar la segunda ola en el Perú. Esto es una correlación”.

Asimismo, dijo además que ”Con los datos disponibles, no podemos asegurar si el C.37 se originó en Perú o en Chile. Ambos tienen epidemias similares en 2021 y comparten muchos vuelos diarios. Otra posibilidad es que se haya introducido a Chile y Perú desde otro país de la región que aún no la detecta”.