TRELEW (ADNSUR) - La Dra. Marta Tedeschi, del sector de hemodinamia del Hospital de Trelew, informó que mandarán plasma a Comodoro Rivadavia para un paciente con coronavirus que lo requiere. "Los plasmas no son nuestros, son de la provincia. Por suerte, en Trelew no hay pacientes con requerimiento y el plasma sirve para Comodoro", explicó la profesional. 

"Se considera que el plasma podría tener un efecto beneficioso. Si esto es así, habría que hacerle un hisopado y podría continuar el proceso. La extracción de plasma puede hacerse a través de una máquina de aféresis que no tenemos en la provincia. Hay otra manera manual a través de la cual se extraen 1 o 2 unidades de sangre en forma consecutiva e inmediata y luego separamos el plasma con el que nos quedamos y los glóbulos rojos los reinfundimos al paciente. De esa manera obtenemos nuestro plasma hiperinmune Covid”, detalló la profesional en diálogo con medios de Trelew. 


“Si hacemos una reinfusión, la persona puede donar hasta dos veces por semana. Si no reinfundimos los glóbulos rojos –en los próximos  60 días- estaría en condiciones de volver a donar. Obviamente, siempre se hace un hematocrito y una hemoglobina para evaluar los glóbulos rojos para que la donación no sea perjudicial para el donante” agregó. 


“Ahora le extrajimos dos unidades al paciente y una de ellas la vamos a mandar a Comodoro Rivadavia porque nos avisaron que había un paciente con requerimiento; tiene el mismo grupo sanguíneo y son compatibles. Los plasmas no son nuestros, son de la provincia. Por suerte, en Trelew no hay pacientes con requerimiento y los plasmas sirven para Comodoro. La dosis es una unidad de plasma o 2 unidades de plasma con una diferencia de 12 horas entre cada una”, reveló la médica.

¿Cómo funciona el plasma?

“El coronavirus es un virus que tiene una cubierta de gluco-proteínas con forma de ‘espinas’ que ingresan a las células de la persona que está infectada. Cuando ingresan, el organismo se defiende produciendo ‘anticuerpos’ que se dirigen contra ese virus. Esos anticuerpos quedan en el paciente como defensa y son –justamente- las que están en el plasma y las que nos permiten reinfundirle al paciente en un sentido de inmunidad pasiva. Es un ensayo clínico, hay pacientes que evolucionaron bien y otros tuvieron algunas dificultades”, explicó.