COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En el mes de la mujer, y con el objetivo de reforzar las acciones de prevención y promoción de la salud, la Secretaría de Salud de Comodoro Rivadavia llevó adelante este sábado una jornada gratuita de control ginecológico para que las mujeres accedan gratuitamente a su chequeo médico anual.

La actividad en las oficinas del área, ubicadas en calle Sarmiento al 600. Asimismo, se realizó el testeo de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) más frecuentes como sífilis, hepatitis B y C y VIH.

La propuesta superó las expectativas y en una primera jornada se atendieron casos de mujeres entre 30 y 50 años, previamente inscriptas, que pudieron acceder de forma gratuita al control ginecológico y prevenir distintas patologías, en especial aquellas relacionadas con el cuello uterino.

“La propuesta fue un éxito,  sobre todo para el control ginecológico que tuvo una gran demanda con turnos programados donde quedaron alrededor de 70 personas en espera para una próxima edición de la campaña de prevención”, expresó la subsecretaria de Salud, Gabriela Simunovic.

Entre las prácticas médicas se contempló el Papanicolau, ecografía trasvaginal y mamaria, control de peso, talla y presión arterial, además del testeo ITS mediante extracción de sangre para la detección de sífilis, hepatitis B y C y VIH. “Este tipo de estudios son indispensables para prevenir el cáncer de útero o mamario y con estas campañas logramos que cualquier mujer pueda acceder al control sobre todo en un contexto donde el sistema de salud público se encuentra colapsado”, reconoció.

Del mismo modo, la funcionaria explicó que los controles también se llevan a cabo en los 14 Centros de Salud que dispone el Municipio en toda la ciudad. “Las mujeres pueden realizar consultas y estudios necesarios con los profesionales en ginecología u obstetricia. La idea es que el servicio permita aumentar estos controles para que la prevención sea eficaz”.

Cabe destacar que, durante la jornada preventiva el equipo de profesionales de la salud del área contó con el voluntariado de estudiantes universitarios de la carrera de Licenciatura en Enfermería, quienes colaboraron con la realización de los controles médicos y de laboratorio que, en este caso, no requirieron de orden médica.