La ciudad de Esquel amaneció con una temperatura de 7.5 grados bajo cero, transformándola en el segundo lugar más frío del país.

Esquel solo fue superada, según los registros del Servicio Meteorológico Nacional, por la mendocina Malargüe, donde se registraron 11 grados negativos.

Sin embargo, en Esquel todo podría haber sido más crudo para sus ciudadanos por la presencia de viento, pero esto no ocurrió y la térmica no apareció con registros aún menores.

Después de este domingo crudísimo en su amanecer, para los próximos días está prevista una leve mejora, con temperaturas que se ubicarán más cerca de los 0 y 2 grados aproximadamente.