PARAGUAY (ADNSUR) -  El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció este lunes que se postergan las clases presenciales hasta diciembre con la intención de limitar la propagación del coronavirus. "Vamos a postergar las clases presenciales hasta diciembre; es nuestra obligación constitucional cuidar la salud; estoy seguro que los padres van a entender esto y colaborar", afirmó.

El mandatario  anunció "la decisión sin precedentes" y reclamó "la colaboración de todos” para cumplir las medidas de distanciamiento social que se mantendrán luego de un debate entre varias autoridades del Gobierno, como el ministro de Salud y el de Educación.

Presidencia Paraguay on Twitter


Con estas restricciones impuestas, el gobierno intentó frenar el avance de la enfermedad y le permitió minimizar el impacto del virus y, al día de hoy, registrar 228 casos confirmados de Covid-19 y nueve personas fallecidas por la enfermedad. El presidente paraguayo consideró que los estudiantes forman parte del grupo de vulnerables, sumando la época de enfermedades estacionales, como la gripe, que podrían complicar mucho más la situación y se decidió continuar con las clases virtuales.

Por su parte, el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, señaló que hasta agosto es necesario evitar la aglomeración de personas ya que pueden facilitar la propagación de la Covid-19. Y el ministro de Educación, Eduardo Petta, anunció que el calendario escolar será flexible, por lo que el sistema de evaluación será distinto dependiendo del sector de la población al que se haga referencia.

"En ese tiempo va a haber canales de televisión con actividades que puedan distraer al niño; es un año distinto y queremos ayudarle a papá y mamá, hay un estrés que está siendo generando en los hogares sobre nuestros niños y adolescentes. El padre que siente el problema económico, que siente mucha ansiedad, eso genera un ambiente de estrés que el niño percibe en la casa", señaló, según indica Télam.