Daniel González, subsecretario de Ambiente, detalló que los trabajos no serán inmediatos, pero destacó el gran potencial de esas reservas, entre los proyectos para mejorar el abastecimiento de agua.

Tras el anuncio del intendente Juan Pablo Luque sobre el convenio próximo a firmarse con el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (ENOHSA), el responsable del área de Ambiente municipal detalló que una vez que lleguen los fondos, se deberá completar una serie de tareas, que van desde la perforación hasta la limpieza y ensayos de bombeo para determinar la productividad.

“También se debe definir el tipo de bomba, porque si es de muy baja potencia no produce la cantidad de agua que podría extraer y si es muy grande, se corre el riesgo de sobre explotar y secar el pozo en poco tiempo”, explicó, en diálogo con Periodismo de 10, por CNN Comodoro.

Esos trabajos llevan un tiempo necesario, por lo que explicó que las soluciones no serían inmediatas, para el próximo verano, sino para el mediano plazo. “Es muy bueno que vengan estos fondos nacionales”, valoró, al tiempo que indicó que los resultados se verán más adelante.

“Con 1.000 metros cúbicos diarios se abastece 1.000 hogares”

González recordó que el municipio ya avanzó con una inversión propia, de 40 millones de pesos, para intervenir y optimizar algunos de los pozos existentes.

“Ya se compró el equipamiento y con estos trabajos sí se llegaría al próximo verano –anticipó-. Con una inversión anterior, de 10 millones de pesos, se había logrado mejorar el caudal en 1.000 metros cúbicos diarios, que es el consumo de 1.000 hogares. Cada intervención ayuda a mejorar la productividad del acuífero”.

Aun no se manejan estimaciones sobre el volumen adicional que podrían aportar los nuevos pozos, que por tratarse de perforaciones adicionales pueden tener una producción mucho mayor a la de la reparación de otros que ya están activos. 

“La opción de las nuevas perforaciones es mejor que la de una planta desalinizadora –comparó-, porque la planta de Caleta Olivia por ejemplo equivale a la producción de 120 pozos y perforar esa cantidad cuesta sólo una fracción del costo de una planta. No es una opción interesante para Comodoro, menos aun con este acuífero de gran potencial”.

También precisó que las perforaciones que se realicen en adelante serán de mayor productividad en cuanto al caudal obtenido, debido a que las nuevas tecnologías permiten mejoras importantes en cuanto a tipo de cañerías y de filtros.

“Si bien reparar pozos viejos es más barato, la alternativa de hacer uno nuevo es mucho más productiva, por lo que podremos avanzar en la medida que lleguen estos fondos provenientes de Nación”, destacó.

Con los fondos esperados, se podrían perforar 20 nuevos pozos, tanto en el acuífero Manantiales Behr como en El Trébol, según precisó por otra parte Maximiliano López, secretario de Infraestructura. El funcionario indicó que en esa inversión también se podrá concretar la instalación de las cañerías de conducción para la extracción del agua.