COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Con 106 infectados, este martes en Comodoro continuará la búsqueda activa de posibles casos de coronavirus. Será la segunda jornada luego que el lunes, 11 equipos trabajaron durante cuatro horas en Standard Norte.

Según confirmó ADNSUR, se trata de una búsqueda exhaustiva que en su primer día relevó 623 viviendas, pero solo en 347 hubo respuestas, con un total de 1252 personas relevadas. El resultado final fue 9 personas con síntomas compatibles con Covid – 19, quienes fueron hisopadas y están en estudio.

Este martes el trabajo continuará a partir de las 11:00 horas en Diadema Argentina, otro de los barrios de la ciudad donde se registraron casos positivos. Hasta allí llegarán 11 equipos de profesionales que casa por casa buscarán identificar a posibles casos sospechosos.

No se trata de una persecución sanitaria, sino por el contrario el objetivo es disminuir el margen de contagios y cuidarnos entre todos, luego que en las últimas semanas se registraron varios casos sin nexo epidemiológico: es decir que en principio se desconoce el origen del contagio.

Cómo se desarrolla la búsqueda activa de posibles casos de coronavirus en Comodoro

CON LOS PIES EN EL BARRO

María Rosa Cerdá, supervisora zonal de los trabajadores en terreno, es una de las profesionales que está abocada a la tarea. A última hora de este lunes dialogó con ADNSUR y contó cómo se realiza este trabajo que busca aplanar la curva de contagio, algo esencial para ir volviendo a la normalidad.

Según explicó, el trabajo es realizado por 11 equipos integrados por dos personas; trabajadores comunitarios y enfermeros del área externa del Hospital Regional, y trabajadores comunitarios del área municipal.

Cada equipo acude a un sector específico y una vez que llega a su punto de trabajo se divide por viviendas.

La trabajadora comunitaria toca las palmas o el timbre en caso que lo haya. Si hay respuesta se presenta, informa que viene del Centro de Salud y muestra la identificación pertinente que indica nombre, apellido y dependencia donde trabaja.  

Luego comienza la explicación: la búsqueda de pacientes asintomáticos de Covid – 19, “dados la cantidad de casos que hay en la ciudad”.

Cómo se desarrolla la búsqueda activa de posibles casos de coronavirus en Comodoro

Según explicó Cerdá, no se especifica si hay pacientes contagiados en el sector, y tampoco se ingresa a los domicilios. Siempre se mantiene la distancia social de un metro y medio, y cada entrevista dura entre 10 y 15 minutos. Además, se usa el equipo de protección: la máscara y un barbijo quirúrgico.

Para que el trabajo sea integral se utiliza una planilla digital donde se vuelcan los datos esenciales que permitirán saber si el domicilio fue relevado. Esa información se sube en forma directa a un sistema de geolocalización referencial y se suma a los datos estadísticos y de referencia que utiliza el Comité de Crisis para seguir de cerca el avance del virus.

Por supuesto también se pregunta si alguno de los integrantes estuvieron fuera de Comodoro y por los síntomas del núcleo familiar: si algunos sintió dolor de cabeza, fiebre, dolor de garganta, malestar general, vómitos o diarrea.

Si la persona tiene al menos uno de esos síntomas se lo deriva a la Unidad Centinela (una dependencia sanitaria elegida para tal fin) para hacerse el hisopado.

Según explicó Cerdá, de las 9 personas de Standard que tenían algún síntoma, “algunos tenían fiebre, otros dolor de garganta, o síntomas parecidos a un cuadro gripal”. Cada uno de ellos fue derivado a la Unidad Centinela que se instaló en el Centro de Salud, donde le hicieron el hisopado.

Para la supervisora “fue un trabajo bastante productivo. No pensé que iban a ser tanto el número de viviendas donde se iba a llegar. Ahí es donde uno dimensiona la cantidad de habitantes que tiene Standard Norte y lo que nos preocupa son los casos”, indicó Cerdá.

“Hay mucha gente que se está cuidando, que sigue las noticias y está extremando los cuidados. Nos hubiera gustado que la gente responda más para tener un análisis más real de cómo es la situación epidemiológica y sanitaria del barrio. Pero vimos que mucha gente no nos atendía. Algunos no estaban, y otros estaban y no nos quisieron atender. Puede ser por el miedo del contacto, pero nosotros tomamos todos los recaudos”, aseguró.

Otro de los problemas que tuvieron que enfrentar los trabajadores en terreno fueron los perros, principalmente en la zona de asentamientos. Ante esa situación decidieron ir en autos y de esa forma terminar de relevar un sector que a priori era importante conocer.

De esta forma, en Comodoro se sigue combatiendo este virus que luego de más de tres meses muestra su crecimiento más preocupante en la ciudad.