RIO GALLEGOS (ADNSUR) - Los cuatro hombres, de 24, 26, 48 y 51 años, llevaron adelante una vida normal, hacían las compras en el supermercado y circulaban por Rio Gallegos, sin haber realizado la cuarentena obligatoria durante 14 días.

Uno de ellos se presentó en el Hospital Regional de Río Gallegos con síntomas avanzados compatibles con COVID-19 Inmediatamente el personal sanitario realizó el hisopado correspondiente y confirmó el contagio.

Ahí comenzó el rastreo de contactos estrechos, y se supo que el paciente convivía con tres compañeros de trabajo, en un casa alquilada cerca del barrio Fátima y 400 departamentos. Al ser analizadas sus muestras, también resultaron positivas.

Pablo Grasso, intendente de Rio Gallegos se refirió a "la irresponsabilidad de las 4 personas y de la empresa de telefonía que no solo no cumplió con las medidas obligatorias de cuarentena, sino que no se cuidaron ni ellos ni cuidaron a nadie ni a sus vecinos ni a la gente en el supermercado", en relación a la sucursal de La Anónima a la que acudieron con frecuencia durante la semana de estadía que llevan en Río Gallegos. “Es una vergüenza que la empresa les haya permitido trabajar, y que ellos no hayan tenido en cuenta que nuestra ciudad venia logrando con mucho sacrificio no tener casos”, finalizó el jefe comunal.

El Gobierno planifica denunciar a la empresa Movistar y analiza posibles multas por incumplir con la normativa presente, poniendo en riesgo la salud de los habitantes santacruceños, según informó La Opinión Austral.