EL MAITÉN (ADNSUR) -  El cuerpo de Sixto Garcés fue hallado calcinado junto a un perro y un caballo en una zona rural de El Maitén, a unos 2 kilómetros de donde se encontraba cuando se desataron los incendios el martes pasado. La policía y los brigadistas buscaron al trabajador rural intensamente durante dos días, hasta que finalmente lo encontraron muerto.

Colocarán una cruz en homenaje al peón fallecido durante los incendios

Diego Liempe era el empleador de Sixto Garcés, el hombre de 50 años que falleció en medio de los incendios en la comarca, y en las últimas habló sobre la búsqueda del mismo que culminó con el hallazgo del cuerpo trabajador rural. "Nosotros estábamos en El Maitén, abocados al incendio que apareció en el mallín, y preparándome para hacer un viaje donde esta Sixto al otro día. Llegue por la tarde pa acomodar todas las cosas y salir al otro día temprano, tenia que dejarle las cosas que faltaban", explicó.

Asimismo, dijo que "ese día mi vecino había estado con él, cuando llegamos a la tarde, vimos que había aparecido el fuego cerca de este lugar, pensamos que había  quedado aislado porque hay un cerro al que llaman ‘Cerro Mesa".

El hombre además aclaró que en un  momento "se me cruzaban muchas cosas porque para mí la esperanza estuvo hasta lo último, cuando nos evacuaron a nosotros acá que el fuego estaba cerca de la casa y nos llevaron a El Maitén, lo primero que hice fue trasladarme a los bomberos para poder ver si nos conseguían un helicóptero o algo. Yo ya me imaginaba que no íbamos a poder pasar por el fuego esa porque estaba todo caliente, la ceniza, no se puede pasar ni a caballo ni a pie", relató.

Tras la lluvia, Liempe logró salir del lugar, siempre pensando que Sixto había quedado en una isla, donde el fuego no había pasado, pero "el fuego había pasado por el puesto. Igual seguía con la esperanza de que  tenía una salida. Había un lugar, una pampa donde él podía salir a caballo y yo dije por ese lugar. Llegamos al puesto y por ese lugar donde yo decía el fuego había pasado también, ahí llegamos y encontramos un escenario terrible con los animales todos muertos, las ovejas quemadas", recordó.

Asimismo, el hombre expresó al día siguiente siguió la búsqueda "buscamos hasta sobre la tarde, andábamos con su hermano. Cuando v mitad de camino había subido otro primo mío en búsqueda de a pie, con un perro y él encontrado. Veníamos casi llegando acá y apareció un chico de atrás corriendo y nos  dijo que lo habían encontrado a Sixto. Yo la verdad no pregunté si lo habían encontrado, tuve que llegar a caballo, avisar, volví, iba a mitad de camino, mi primo me dice no te conviene ir".

En ese momento el empleador de Sixto conoció la triste noticia que habían hallado su cuerpo calcinado, lamentó la tragedia y confirmó que "le vamos a hacer una cruz en el lugar donde falleció". Además confirmó que en el lugar se perdieron más de 200 ovejas caballos, quedando sin ningún tipo de ingreso económico, indicó Vivo Comodoro.