Desde el consejo directivo nacional de la UTA se resolvió otorgar un nuevo plazo hasta el martes próximo, ante la convocatoria por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación a una nueva audiencia para concretarse el 8 de junio. De este modo, no habrá medidas de fuerza durante el viernes y fin de semana, a la espera de que se concrete una propuesta salarial para destrabar el conflicto, aunque podría haber retención de servicios por demora en el pago de salarios.

Fuentes gremiales de Comodoro Rivadavia dijeron que el plazo dispuesto a nivel nacional será acatado en todo el interior del país, más allá de que en la tarde del jueves había trascendido, en medios nacionales, el posible inicio de medidas de fuerza, debido a que transcurrieron las 48 horas dispuestas el martes sin que hubiera novedades.

Según el comunicado emitido desde la conducción nacional del sindicato y reproducido desde la sede local, “se ha resuelto el otorgamiento de un último plazo de espera hasta la referida audiencia”, convocada para el martes 8 de junio.

“Exigimos la adecuada respuesta a los pedidos salariales y la inclusión de los trabajadores del transporte de pasajeros de todo el país en un plan de vacunación, contra el Covid 19 –añade el posicionamiento sindical-. Asimismo y en atención a la proximidad de la fechas de percepción de los salarios de mayo 2021, se deja a salvo el ejercicio de retención de labores por eventuales faltas en los pagos de salarios”.

La última parte del comunicado implica que, si hay demoras en el pago de salarios luego del quinto día hábil del mes, que se cumplirá el lunes próximo, podría haber eventuales retenciones de servicio (medida que se decide en forma individual por cada trabajador).

En Comodoro Rivadavia, fuentes empresarias reconocieron que el subsidio que aporta el municipio en los primeros días del mes permite cumplimentar el pago de salarios, por lo que de no mediar demoras en esa transacción, al menos ese inconveniente no se registraría en la ciudad.

Sin embargo, sí está sujeta la normalidad del servicio a lo que se resuelva en la reunión con autoridades nacionales el próximo martes, donde se insistirá en que el Ministerio de Transporte incremente las partidas de subsidios para empresas de todo el interior del país, como única vía para cumplir con la actualización salarial que reclaman los trabajadores del sector.

La UTA reitera el estado de alerta dispuesto a nivel nacional, “informando que de no obtener respuestas en la mencionada audiencia, se resolverán en forma inmediata las medidas de acción gremial necesarias para que el reclamo sea escuchado y resuelto”.