BRASIL (ADNSUR) - Brasil registró este miércoles un nuevo récord de casos de coronavirus, con 90 mil positivos en las últimas 24 horas, y encendió el alerta en el resto de los países de latinoamérica, donde ya se teme por un 'efecto mancha de aceite' que termine repercutiendo negativamente en todo el continente.

El Consejo Nacional de Secretarios de Salud de la nación gobernada por Jair Bolsonaro, que publica los informes, notificó además acerca de 2.648 muertes, el reporte más alto en un día tras el récord de 2.841 decesos registrados el lunes, dejando la cifra de fallecimientos en 285 mil.

Cabe destacar que desde hace ya varios días Brasil es considerado por los expertos como el epicentro global de la pandemia, y así quedó demostrado este miércoles, luego de que la cifra de contagios fuera la más alta desde los 87.840 notificados el pasado 7 de enero y los 85.660 casos contabilizados el 12 de marzo.

“La situación es profundamente preocupante y las medidas que se deben tomar deben ser lo más serias posibles para lograr un progreso significativo”, advirtió el viernes pasado Tedros Adhanom Gebreyesus, director de la OMS, respecto a la actualidad sanitaria de la nación amazónica.

Además, el nuevo ministro de Salud brasileño recientemente designado, Marcelo Queiroga, aseguró junto a su antecesor, Eduardo Pazuello, que la principal estrategia para combatir la enfermedad será la campaña de vacunación, por lo que no se espera una baja sustancial de casos al menos a la brevedad.

Además, ambos defendieron la instauración de medidas de aislamiento social, las cuales son fuertemente criticadas por el presidente Jair Bolsonaro.

"Lo que la sociedad quiere ahora es la reducción de la mortalidad, la reducción de las hospitalizaciones y el control de la pandemia a través de un programa de vacunación exitoso”, afirmó Queiroga

Brasil acumula actualmente cerca de 11,7 millones de positivos y 285 mil muertes por el virus originado en Wuhan, China.