BRASIL (ADNSUR) - Un hecho escalofriante ocurrió en el Estado de Santa Catarina, Brasil, luego de que un hombre se colgara de un camión en movimiento y viajara aferrado al mismo durante 30 kilómetros con la intención de detener la marcha del chofer que había arrollado a su esposa.

El protagonista de la historia se desplazaba en su moto nueva con su pareja cuando fueron embestidos por el vehículo de carga, dejando a la mujer tendida sobre el asfalto con un traumatismo craneoencefálico que horas después le causaría la muerte tras ser hospitalizada en el nosocomio Marieta Konder de Itajaí.

Tras el choque inicial el conductor del camión siguió embistiendo vehículos, por lo que el hombre decidió intentar detener su marcha colgándose sobre una de las puertas.

Según trascendió, el imputado por tentativa de homicidio admitió el uso de drogas, y también que no había dormido lo suficiente. “El estado en el que se encontraba era el de un drogadicto. Cuando llegó a la comisaría estaba tratando de morder a la gente. Estaba extremadamente agresivo”, explicó al medio G1 Uiliam Soares da Silva, jefe de la Policía.