El equipo noruego de handball de playa salió a la cancha usando ajustados shorts, rechazando así la normativa que obliga utilizar bikinis para jugar. La regla establece que se debe usar una prenda inferior a los 10 centímetros, y la medida sobre la indumentaria solo alcanza a las mujeres.

Las atletas salieron a la cancha con shorts para disputar el partido por el bronce contra España. Tras la decisión de las deportistas, la Federación Europea las sancionó con 1.500 euros, que equivale a 150 por jugadora.

La cantante norteamericana Pink se solidarizó con las jóvenes y se ofreció a pagar la sanción.

“Estoy muy orgullosa del equipo noruego por protestar contra las muy sexistas normas sobre su ‘uniforme’. La Federación Europea debería ser multada por sexismo. Bien por ustedes, chicas. Estaré muy feliz de pagar la multa. Sigan así”, manifestó la artista en su cuenta de Twiter.

Tweet de P!nk

La reacción de la autora de “Try” se viralizó y miles de usuarios debatieron sobre la situación. El equipo Noruego agradeció el gesto de la ganadora del Grammy-que recientemente estrenó nuevo material-. “Gracias por el apoyo”, escribieron en las cuentas oficiales del equipo.

Tweet de Shannon Burkett

La polémica

Las redes debatieron durante largas horas sobre la diferencia en las exigencias para los uniformes de las mujeres y de los hombres para el mismo deporte. La discusión abrió un fuerte intercambio de opiniones acerca de las medidas que solo afectan a los equipos femeninos.

Las deportistas noruegas argumentaron su postura afirmando que se trata de una medida sexista. Razón por la cual, ellas plantearon tener las misma posibilidades que los competidores del sexo opuesto de poder elegir el uso de la indumentaria adecuada.

La semana pasada, Eskil Berg Andreassen, el entrenador del equipo hablo con la CNN y aseguró que las atletas estaban luchando por la libertad de elegir. Durante las declaraciones al medio televisivo, indicó que la actitud de la Federación podría alejar a las mujeres de este deporte.

La Federación Europea de Balonmano reconoció el lunes la conmoción que el incidente había provocado en la prensa y redes sociales, y dijo que donaría la cantidad pagada por el equipo noruego “a una importante fundación deportiva internacional que apoya la igualdad de mujeres y niñas en el deporte”.

“Estamos muy conscientes de la atención que ha recibido el tema en los últimos días, y si bien los cambios no pueden ocurrir de la noche a la mañana, estamos totalmente comprometidos con que algo bueno salga de esta situación en este momento, por lo que la EHF ha donado la multa a una buena causa que promueve la igualdad en los deportes”, dijo el presidente de la EHF, Michael Wiederer, en un comunicado.

Fuente: TN