Juan Manzur, jefe de Gabinete de Nación junto a Fernanda Raverta, titular de la ANSE  encabezaron este miércoles el anuncio de la jubilación anticipada para personas mayores de 55 años, con 30 años de aporte y desocupados. 

Sin embargo, el centro de las miradas estuvo puesta- más allá del anuncio - en una particular frase del flamante funcionario nacional.  "Ojalá que Dios nos ayude, que nos dé una manito. Nos hace falta”, sostuvo a su turno de hablar durante el acto que se llevó a cabo en el Museo Ferroportuario.

En este marco, el jefe de ministros explicó que “recién una señora que pasó me miraba y me decía que Dios lo ayude... y yo no le dije nada, ahora le voy a decir en público: ojalá que Dios nos ayude, que nos dé una manito, porque realmente esta vuelta nos hace falta para seguir saldando todas las deudas que la Argentina tiene”, planteó.

Asimismo, siguió hablando de la jubilación anticipada al cual calificó de “un acto de justicia, es saldar una deuda que tenía la Argentina". "Mandemos un aplauso al presidente Alberto Fernández, quien dio la instrucción para que esto se ponga en marcha, porque tiene claro hacia dónde vamos. En momentos muy difíciles, el Presidente mantuvo firme el timón del barco. Somos un equipo", concluyó.