Un político de Estocolmo se vistió de drag queen para concientizar acerca de “la intolerancia y el populismo”. 

El hombre se llama Jan Jonsson, tiene 45 años y es miembro del Partido Liberal. 

Jonsson se vistió de drag para un encuentro con niños en una biblioteca. Estos eventos se realizan en el país desde 2017. 

"He hecho de mí mismo una especie de cuadro para los artistas drag, para poder decir que todo el mundo debería ser libre de expresarse", dijo el político del partido de centro derecha, según recogió la agencia de noticias AFP.

"Ciertos partidos políticos intentan restringir las libertades de los otros y en especial de las drag queens", agregó.

Con esta iniciativa, espera que la gente se dé cuenta de que "Suecia debe ser un país libre".

El líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Akesson, afirmó en un debate televisivo en mayo pasado que consideraba "demente" que el dinero de los contribuyentes se destinara a sesiones de lecturas para niños hechas por "drag queens".

Jonsson aparece como una "drag queen", con la cara totalmente maquillada, una peluca de pelo rizado rubio platino al estilo de Marilyn, labios rojos, un vestido de flores y tacones de aguja, en un video divulgado por Twitter.

Rodeado de niños, lee un fragmento de "Los hermanos Corazón de León", un libro de la famosa autora sueca Astrid Lindgren, que insta a seguir sus propias ideas.

"Las historias no son peligrosas para los niños. Las 'drag queens' tampoco. Pero el populismo y la intolerancia sí son peligrosos para los niños y los adultos", dice Johnson frente a la cámara.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!