La cifra de muertos y los desaparecidos sigue subiendo con el correr de las horas tras fuerte aluvión en el centro norte de Quito, Ecuador. El epicentro de esta tragedia es el barrio La Gasca. Allí, vecinos de la zona pasaron la noche entera del lunes quitando los escombros con palas y otras herramientas, atendiendo a heridos, levantando cuerpos y buscando a sus familiares y amigos que no aparecen tras el fuerte temporal.

Un aluvión es una corriente de agua que arrastra barro y material de todo tipo por una ladera. Este puede recorrer varios kilómetros desde su origen y aumenta de tamaño y velocidad conforme avanza pendiente abajo.

En Quito, las lluvias de la tarde del 31 de enero formaron la corriente de agua para que se forme el aluvión. Los vecinos de La Gasca encendieron las alertas al publicar videos en las redes sociales pidiendo ayuda. Algunos incluso habrían estado jugando voleibol en una cancha cuando llegó el aluvión y también los arrastró, detalló Infobae.

Tweet de InformateValleDeLosChillos

Durante la noche del 31 de enero, las autoridades locales y nacionales enviaron a su personal para trabajar en la zona. De acuerdo con el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencia hubo 25 ambulancias trasladando heridos a los hospitales, las Fuerzas Armadas movilizaron a 150 efectivos para que colaboren con la Policía y los Bomberos en los trabajos de limpieza. Hasta las 20.00, la cifra de muertos llegaba a 11. Para la mañana siguiente, este 1 de febrero, el número de fallecidos ascendió a 21, según informó César Zapata, comandante del Distrito Metropolitano de Quito.

El Municipio de Quito ha activado albergues para atender a los damnificados. Sin embargo, el primer comunicado oficial que emitió solo recomendaba que los ciudadanos del sector se mantengan en los pisos altos de sus casas. En otro boletín, el Municipio indicó que la tarde del 31 de enero, Quito registró un “récord de lluvia que sobrepasó los 75 litros por metro cuadrado, el más alto desde el 2003″. De acuerdo con el cabildo, la intensidad de la lluvia “produjo un embalse en la quebrada El Tejado provocando el deslizamiento de rocas y lodo”.

Tweet de Geól. Sergio Almazán

Desde que se supo del aluvión, el Municipio de Quito ha sido criticado por supuestamente haber autorizado la construcción de un crematorio en las laderas del Pichincha, lo que habría coadyuvado a que se formara el aluvión. Sin embargo, la concejala de Quito, Luz Elena Coloma explicó en su cuenta de Twitter que el proyecto del crematorio no tiene licencia y que no está ubicado cerca de donde sucedió el aluvión.

El mayor Henry Bolívar, jefe de operaciones del Cuerpo de Bomberos de Quito, indicó a los medios locales que su personal ha realizado labores de limpieza en La Gasca durante toda la noche y que han localizado escombros de hasta dos metros de altura “donde tengo carros (autos), estructura”. El equipo del mayor Bolívar está buscando a dos personas extraviadas. El uniformado cree que los desaparecidos podrían estar entre los escombros.

Tweet de Sofía Espín Reyes

Cristopher Velasco, presidente de la Asociación de Profesionales en Gestión Riesgos del Ecuador, dijo al medio digital GK que antes se preveía que los aluviones sucedan cada 10 o 15 años, pero ahora, por el cambio climático, estos suceden con mayor frecuencia. Además, el experto explicó que el sector de La Gasca es de los más propensos a sufrir este tipo de desastres, pero no es el único.

Mientras las autoridades intentan contener los daños, atender a los moradores y responder ante la opinión pública por la falta de previsión y mecanismos para evitar estas tragedias, los vecinos de La Gasca continúan limpiando su barrio, buscando a los desaparecidos, brindando bebidas calientes a los rescatistas, al mismo tiempo que se mantienen alerta porque el miedo de que otro aluvión vuelva a arremeter contra ellos no se ha ido.

Con información de Infobae y Los Andes

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!