RIO GALLEGOS - El cartel que colocó sobre su vidriera un kiosco y ciber de la capital santacruceña generó repudio e indignación en redes sociales, donde rápidamente se viralizó. En el anuncio se indica que se le corarán $40 a quienes pretendan esperar el colectivo adentro del local.

En este lugar se recargan las tarjetas de colectivo, y se encuentra cercano a una de las paradas principales de Río Gallegos, donde diariamente se concentra gran cantidad de personas para esperar el transporte, describe La Opinión Austral.

Parece que, con las bajas temperaturas, no han sido pocos los clientes que optaron por permanecer dentro del kiosco más tiempo del requerido para hacer sus compras o recargar la tarjeta, a la espera de la llegada del colectivo.

Sin embargo, parece que esto no fue del agrado del personal del lugar, que optó por cobrarles la permanencia.