ROSARIO - "Yo vengo todos los domingos, excepto cuando llueve o hace 50 grados". Esta es la historia de un nene apasionado por la causa Malvinas, que este domingo se convirtió en el disparador para una ceremonia en la que el Concejo Municipal de Rosario lo declaró ciudadano distinguido. Junto a ex combatientes, Ignacio Elías recibió el galardón en el Monumento a los Caídos, adonde va cada domingo a limpiar las placas con los nombres de los héroes fallecidos.

La tarea de “Nacho”, de 9 años, comenzó meses después de enterarse por televisión de que un grupo de hinchas de la Universidad de Chile había vandalizado el cenotafio ubicado frente al Monumento Nacional a la Bandera. Para entonces ya llevaba dos años interesado por el tema de las islas a partir de una charla de su maestra en el jardín e incluso celebró su sexto cumple con una torta que las tenía dibujadas con la bandera argentina de fondo.

Cuando se enteró de que habían dañado el sitio conmemorativo, el nene le pidió a sus padres que lo llevaran para colaborar con la restauración. “No veníamos porque mi esposo trabaja en una librería y vivimos todo el día trabajando”, recordó su madre a la agencia Télam tras el acto que organizaron ediles de la ciudad junto al Centro de Ex Soldados Combatientes.

El que sí pudo ayudar a Nacho a cumplir la idea fue su abuelo. Aunque este domingo no pudo acompañarlo por problemas de salud, Miguel fue quien aceptó la invitación y lo ayudó desde entonces, aunque en otras oportunidades también se sumaron su hermana y su prima.

El presidente del Centro de Ex Soldados Combatientes, Claudino Chamorro, y el concejal radical Pablo Javkin le entregaron el certificado a Ignacio, que lo recibió con alegría, vestido con una remera blanca de Malvinas, pantalón gris y negro camuflado, y zapatillas grises.

El paño y el limpiador en aerosol se volvieron parte del ritual semanal y con el correr del tiempo convirtieron al hombre y a su nieto en figuras habituales sobre el parque ubicado en la costa central del río Paraná. El año pasado, Nacho fue reconocido por un grupo de ex combatientes, que le regalaron una bandera y una medalla de las islas, pero no se quedaron ahí a la hora de destacar el impacto de la historia del niño y su relación con la causa Malvinas.

Chamorro le expresó a Ignacio durante el breve acto que "Malvinas es algo que no se tiene que olvidar nunca y vos, con lo que estás haciendo, estás compartiendo los mismos valores por los que nosotros luchamos en Malvinas. Por eso sos un orgullo, por tu compromiso, y sos una personita que lleva adelante la causa Malvinas para el futuro".

Con apenas 9 años, Ignacio ya tiene el diploma de honor que los ediles de la ciudad aprobaron a fines del mes pasado, pero no sólo se llevó eso. Además de leer libros sobre la historia de las islas y de la guerra, el flamante ciudadano distinguido sueña con ser jugador de fútbol y por eso también se llevó de regalo una camiseta de Newell’s firmada por los jugadores del plantel.