ESQUEL (ADNSUR) – En la noche del miércoles,  la diputada Zulema Andén llegó desde Rawson junto a su hijo, que es paciente oncológico. Los efectivos policiales le quisieron impedir el paso en Tecka. Luego pudo ingresar a Esquel pero más tarde,  la fueron a buscar a su casa para que vuelva al puesto de control a tomarse la temperatura y allí le labraron un acta.

Andén decidió regresar luego de tres semanas de estar en Rawson cumpliendo funciones como diputada provincial, en compañía de un hijo de 26 años, que es paciente oncológico.

La diputada está exceptuada por un decreto presidencial. En la ciudad de Esquel, en donde habitualmente reside, la Policía del Chubut le labró un “cédula de notificación”, por haber incumplido con la cuarentena.

 

 

Durante la conferencia de prensa desde Casa de Gobierno, este jueves, el ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, confirmó que apartarán del cargo a los policías implicados en el hecho.

“Es inexplicable; es un desconocimiento total de la norma por parte de los efectivos. Desde el primer momento  que tomé conocimiento me comuniqué con el jefe de unidad para que se realice de forma inmediata el apartamiento de estos agentes”, afirmó Massoni.

Y además explicó que dio instrucciones para que todos los policías “tengan conocimiento debido de la norma para aplicar; si bien somos estrictos, tenemos que estar dentro de lo que marca la ley, que establece quiénes están exceptuados de la cuarentena, y  la diputada  provincial está exceptuada”, dijo.

Por último, el ministro aclaró que los policías  generaron un perjuicio  a la legisladora  “así que ya hemos tomados las medidas necesarias”, manifestó.