Tras el divorcio, llega ese día en que abrís el placard y ves el vestido de novia con el que confirmaste en su momento el amor que tenías por tu pareja. Sin embargo, todo se terminó, y ahora sólo es un vestido llenando un espacio. Ante ello, Romina tomó una decisión: publicar un aviso en donde a cambio de su prenda pedía un asado para 10 amigos y festejar este nuevo presente.

"Con mis amigos estamos subastando el vestido de novia de una del grupo por Mercado libre a cambio de un asado para 10 en homenaje al amor que no funcionó. Es color champagne con unos detalles divinos", aseguró Camila a través de su cuenta de Twitter, en un mensaje que tuvo amplia repercusión que trascendió más de lo que ellas hubieran imaginado.

En charla con Infobae, Romina relató su historia: "Estuvimos casados cuatro años y se terminó hace ocho porque nos dejamos de querer. Él se fue a vivir a distintos lugares del mundo y yo me quedé en Rosario. Nos vimos algunos años que siguieron, pero después no nos vimos más".

Respecto de la publicación, asegura que nació un día en que al abrir el placard lo vio y pensó el tiempo que tenía allí: ocho años y dos mudanzas.

"Se me ocurrió contar en un asado que quería venderlo y todos empezaron a hablar del precio, que no valía tanto, y a mí incluso no me entraba más, y ni siquiera lo podía cortar y usar", explicó. Y así fue como una de las amigas tuvo la idea que triunfó: "Lo que nos den, yo pago este asado", afirmó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!