CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- El fallo lamentable sobre el femicidio de Lucía Pérez que se conoció justo cuando se marchaba por el día contra la violencia hacia las mujeres, recrudeció la bronca. El lunes 3, habrá asamblea abierta en el local de CTEP constitución para organizar un nuevo Paro Nacional de Mujeres.

La fecha propuesta para es el miércoles 5 de diciembre y servirá para denunciar a los jueces que absolvieron a los acusados del femicidio de Lucía Pérez. Debido a que los casos de violencia de género continúan en franco aumento y ante la insuficiente acción del Estado, las mujeres vuelven a ponerse firmes.

“Salimos de las redes para encontrarnos cuerpo a cuerpo. Tomamos ayer, en asamblea, la decisión de volver a parar para denunciar a la justicia patriarcal que absolvió a los acusados del femicidio de Lucía Pérez”, informaron desde el movimiento #NiUnaMenos.

“La rebeldía se está organizando. Porque a Lucía, además de asesinarla, se la condena otra vez por su autonomía, por su libertad, porque los jueces misóginos argumentan que si una chica que puede decir NO, no hay posibilidad de abuso”, expresan desde el movimiento.

Lucía Pérez: fallo polémico

Los tres hombres que llegaron a juicio en Mar del Plata acusados del abuso sexual y femicidio de Lucía Pérez, la adolescente asesinada en esa ciudad balnearia en 2016 tras ser drogada, fueron absueltos por un tribunal oral.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 absolvió a Matías Farías (25) y Juan Pablo Offidani (43) de los cargos por abuso sexual en el marco del asesinato de Pérez de 16 años. Y condenó a ambos hombres a 8 años de prisión y el pago de 135 mil pesos en concepto de multa bajo el cargo de coautores del delito de drogas. Alejandro Maciel (61), en tanto, fue absuelto de la acusación de encubrimiento agravado y será excarcelado.

Apenas iniciada la investigación por el femicidio ocurrido en octubre de 2016 la entonces fiscal del caso María Isabel Sánchez aseguró que la joven fue víctima de "una agresión sexual infrahumana" y que había sido "empalada".

Los detalles de su brutal asesinato impulsaron el primer Paro Internacional de Mujeres contra la violencia machista que marcó un antes y un después en la lucha contra los femicidios y que hizo del #NiUnaMenos una bandera que mantienen en alto miles de mujeres todos los días.