El fin de semana estará lleno de celebraciones por Nochebuena y Navidad, y muchas familias tienen en cuenta el bienestar de sus mascotas de compañía. No solamente por el calor que en muchos lugares estima que será extremo, sino por el ruido de los fuegos artificiales.

Ejercitar previamente para ayudar a un mejor descanso, mantener siempre identificado al animal y evitar sobrecargarlo de mimos son algunas de las recomendaciones de los veterinarios para que las mascotas pasen una feliz Navidad.

"La principal razón del miedo a la pirotecnia tiene una base biológica. En condiciones naturales los sonidos de tono grave e intensidad alta corresponden a eventos peligrosos (tormentas eléctricas, terremotos, erupciones volcánicas), y esto hace que el miedo instintivo a ese tipo de estímulos sonoros sea favorable para su supervivencia, por lo que la evolución de la especie favorece ese miedo en los animales", afirmó Marisol Rey, Adiestradora de Patita Patita y embajadora de Nutrique, marca de Vitalcan, empresa nacional especializada en el cuidado de las mascotas.

Pirotecnia y ruidos en las fiestas: como calmar a tu perro cuando tiran fuegos artificiales

"El perro cuenta con una capacidad auditiva mucho mayor que la de la especie humana, por lo que es más sensible que nosotros a los sonidos de alto volumen", agregó como ejemplo. Además de la consulta de rigor con un veterinario, es recomendable organizar con anticipación dónde y cómo va a pasar esos días el animal. Lo ideal es no dejarlos solos durante las noches de Navidad y Año Nuevo.

RECOMENDACIONES DE LOS PROFESIONALES:

  1. Tratar de que la mascota haga mucho ejercicio durante el día para que a la noche pueda dormir mejor.
  2. Mantener bien cerradas las ventanas y puertas para evitar que escapen por los ruidos, ante esta posibilidad es imprescindible que estén identificados con una chapita con su nombre y un teléfono incluso dentro del hogar
  3. Durante los ruidos, evita sobrecargar con mimos, abrazos y caricias, darle su espacio y dejar que él busque el lugar donde se encuentre más cómodo y "protegido". es la mejor elección.
  4. Nunca dejar al animal atado con cadenas que pudieran ahorcarlo. Una buena idea es poner música en la habitación para evitar el contraste del silencio con las explosiones.
  5. Procurar que coma temprano, varias horas antes de las 12 de la noche y dejarle agua fresca a disposición.
  6. Dejar por unos días sin sus juguetes, huesos o golosinas especiales a nuestro perro para dárselas ese día cuando comienzan los primeros ruidos.
  7. Ayudar al estrés con camiseta tranquilizadora, collar o difusor de feromonas y remedios naturales con flores relajantes.
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!