BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un grupo de jóvenes que compartieron una cena la noche del viernes en San Justo, se dirigían a un hospital a llevar a un menor que se encontraba con fiebre. En el camino rozaron un vehículo que era conducido por un uniformado de la policía de Seguridad Aeroportuaria y este abrió fuego contra el auto. Uno de los cuatro disparos que efectuó fue sobre un jóven de 23 años que se encuentra en grave estado de salud.

Una amiga del joven herido, que se encuentra en estado reservado, contó su versión a través de Facebook. En su posteo sostuvo que al detener la marcha por el estallido de la luneta del auto se percataron de que uno de los disparos había impactado en el muchacho que además llevaba un bebé en brazos.

Al ver el estado del joven decidieron llevarlo al hospital pero uno de los ocupantes del auto se quedó para retener al tirador hasta que llegue la policía. Sin embargo este se dio a la fuga y posteriormente apareció en la clínica para amenazar a los jóvenes y volver a escapar.

Horas después, el atacante fue detenido pero rápidamente recuperó su libertad, según informó TN.

Fuente: TN