Facundo Mora es un joven de Trelew que no resigna su sueño de estudiar en la Universidad de Río Negro, en Bariloche, y como no tiene dinero para alquilar un departamento ni quedarse en una pensión, vive en una camioneta en el barrio Las Victorias. “No pido nada regalado”, asegura el joven con orgullo y entereza.

“Aprovecho cada instante para llevar a cabo mis estudios y ser alguien el día de mañana. Mi sueño es ser docente, desde chiquito que quiero esto. Sería una pena abandonar el sueño que tengo”, contó Facundo a quien nada parece detenerlo para conseguir su diploma.

El padre de Facundo más que nadie en el mundo quiere que su hijo siga estudiando. Es por eso que lo acompañó en su sueño y hace changas en la construcción para poder pasarle algún dinero que le permita sobrellevar los gastos.

“Mi historia es bastante complicada, no tengo donde vivir, trato de dar el mayor esfuerzo posible para estudiar; siempre con el pie derecho, quisimos dar el mejor ejemplo y no molestar a nadie, no poner a nadie incómodo”, contó Facundo a la prensa rionegrina.

En su modesto pasar, Facundo ni siquiera tiene un lugar dónde ir al baño, ni cargar el teléfono, ni leer los apuntes. El esfuerzo que hace el joven trelewense es increíble: utiliza el baño de una estación de servicio y se las ingenia para leer los apuntes en cualquier lugar donde encuentre algo de luz.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!