CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una repentina luminosidad en un agujero negro de nuestra galaxia tiene a los científicos y astrónomos "deslumbrados". Se trata del agujero negro conocido como Sagitario A (o Sgr A) que está situado en el centro de la Vía Láctea a una distancia de 26.000 años luz de la Tierra.

El agujero negro en cuestión presentó en las observaciones hechas por expertos en abril y mayo "un haz de luminosidad" con una intensidad nunca antes vista.

Según manifestó un miembro del grupo de investigación Centro Galáctico de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), Tuan Do, existe una posible razón para la luminosidad, aunque no responde las preguntas de fondo. "Las variaciones del brillo provienen de la luz de gas caliente cayendo a través del agujero negro antes de cruzar su horizonte", señaló en su comentario a la agencia Efe.

Aunque para el astrónomo es claro que "el agujero negro de por sí no emite luz", por lo que el aumento de luminosidad observado "posiblemente esté relacionado con cambios en el flujo de gases".

Para Do todavía quedan preguntas sin resolver como la razón de este cambio y durante cuánto tiempo continuará o será visible.

En una de sus observaciones en mayo registraron durante dos horas y media las luces en el agujero negro que fueron "las más brillantes" que Do ha "visto hasta ahora en la gama de rayos infrarrojos".

Es un "fenómeno sin precedentes", afirmó.

Los astrónomos realizaron la observación del agujero negro de la Vía Láctea utilizando un potente telescopio del observatorio W.M. Keck de UCLA, instalado en Hawai.

Los científicos responsables del Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT) presentaron el pasado 10 de abril la primera imagen obtenida de un agujero negro, uno de los grandes misterios del Universo, recordó TN.

La histórica fotografía, obtenida a partir de una red ocho observatorios situados en distintos puntos del mundo, consiste en un anillo con una mitad más luminosa que la otra, que corresponde al agujero negro supermasivo ubicado en el centro de la galaxia M87, a 53,3 millones de años luz de la Tierra.