CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - La cena para personas en situación de calle que la organización Red Solidaria, liderada por Juan Carr, realiza todos los viernes en Plaza de Mayo tuvo en su última edición un componente especial: contó con la presencia de la cantante mexicana Julieta Venegas, quien sorprendió a los asistentes con algunos de sus temas. 

"Me encanta poder venir a compartir con ustedes un ratito", dijo Venegas en un pasaje de su recital improvisado.

Equipada con su acordeón, la artista interpretó temas como "Ese camino" y "Lento". Alrededor de ella se encontraban personas que se habían acercado a recibir un plato de comida y algunos curiosos que se llegaron al percibir la presencia de la artista.

Según informó Infobae, una miembro de la organización presente en Plaza de Mayo, Felicitas García Olano, le contó a Infobae que fue Venegas quien se puso en contacto con Red Solidaria y quiso acudir a la cena al enterarse de su campaña "Frío Cero".

"Fue soñado el show. No quizo que nadie se enterara y quería que fuera únicamente para los amigos en situación de calle. Por eso nadie supo que iba. Fue soñado", expresó.

"Lo más emocionante es que normalmente uno va a ver al artista a un teatro, pero en estas noches es el artista que va a visitar, acompañar, a dar su arte a quienes les sería muy difícil poder acceder a una entrada. No sólo se tomó el tiempo de cantar sino que estuvo toda la noche con cada uno que se acercó", añadió.

La organización Red Solidaria desarrolla su actividad de manera constante y sobre todo en invierno, cuando las condiciones climáticas recrudecen y aumentan el peligro para la salud de aquellos que se ven forzados a dormir a la intemperie. En ese marco, lleva a cabo la campaña "Frío Cero", mediante la cual, entre otras cosas, provee alimento y abrigo a quienes lo necesitan.

Durante los primeros días del mes, en colaboración con River Plate, recibió a alrededor de 100 personas en situación de calle en el monumental en la que era la noche más fría del año.

La acción generó polémica con ciertos miembros del Gobierno nacional y de la ciudad de Buenos Aires, quienes aseguraron que se había llevado a cabo con fines electorales y destacaron que los paradores de la ciudad tienen capacidad suficiente para albergar a todas las personas en situación de calle que necesiten ponerse a resguardo.

Al respecto, Carr dijo: "Veníamos con cero grados de temperatura y en la calle de la Ciudad de Buenos Aires teníamos 1040 personas y en Gran Buenos Aires 4 mil. La obsesión era hora a hora evitar la próxima muerte, no podíamos perder de vista el objetivo".