USHUAIA - Hace dos años, vecinos y funcionarios de la ciudad de Ushuaia despedían por última vez al submarino ARA San Juan. Había recalado el 4 de noviembre de 2017. En días posteriores recibió la visita de autoridades fueguinas, encabezadas por el vicegobernador Juan Carlos Arcando, y miembros del Superior Tribunal de Justicia, que realizaron una navegación con inmersión incluida. El 15 de noviembre la Armada perdería el contacto con el submarino cuando navegaba frente a las costas del Golfo San Jorge. Comodoro Rivadavia se convirtió en el punto que concentró los esfuerzos de búsqueda. El ARA San Juan fue encontrado en el fondo marino el 17 de noviembre de 2018, a un año y dos días de su desaparición.

 

La jueza Battaini y el vicegobernador Arcando, junto a la tripulación del ARA San JuanLa jueza Battaini y el vicegobernador Arcando, junto a la tripulación del ARA San Juan
La jueza Battaini y el vicegobernador Arcando, junto a la tripulación del ARA San Juan

 

En los días que estuvo en aguas fueguinas, el submarino realizó ejercicios de adiestramiento integrado y patrullaje marino hasta que días después, el 8 de noviembre, la costa del Canal de Beagle sería el escenario de los últimos registros fotográficos de la nave, que viajaba por ese entonces con 46 marinos.

Ese mismo día, al mediodía, el ARA San Juan zarpó de la capital con dos tripulantes menos: Humberto Vilte y Adrián Rothlisberger, quienes no subieron a la nave con destino a Mar del Plata.

Según recuerda Radio Fueguina, Vilte decidió no embarcarse debido a que horas antes de la partida se enteró de que su madre sufría un problema de salud y estaba grave, y solicitó un permiso que fue concedido para viajar a Jujuy. Rothlisberger, por otro lado, parece tocado por el destino: le encomendaron trámites para el personal jerárquico, se retrasó y lo liberaron del viaje.

El 15 de noviembre de 2017, la Armada perdió la posición del navío dotado con 44 marinos, tras el contacto establecido a las 7:30 de la mañana. La última posición conocida fue en el área de operaciones del Golfo San Jorge, a 240 millas náuticas (a 432 kilómetros de la costa), al sudoeste de la Península Valdés. La noticia de la desaparición, comenzó a difundirse al cierre de la jornada siguiente.

Fuente: Radio Fueguina