BUENOS AIRES (ADNSUR) - María Muñoz tiene 85 años, padece leucemia y en los últimos días fue dada por muerta erróneamente y despertó mientras la preparaban para velar.

El insólito caso ocurrió en el Hospital de Chacabuco. Sus hijos conocen lo delicado de su estado de salud, por eso no se sorprendieron cuando llegó la llamada de su muerte. 

"Mi mamá hace cinco meses que está padeciendo una leucemia. Está cada vez más decaída y se deshidrato mucho, como cualquier abuelito que lucha contra una enfermedad terminal.  El jueves los médicos avisaron que ya no había más signos vitales y que la iban a desconectar. Tenía un suerito nada más", comenzó diciendo Gladys, su hija. 
 

La mujer recordó que cuando cuando llegó al centro de salud, su mamá estaba recostada en una camilla y observó algo que le llamó la atención. "Les dije que parecía que respiraba porque se le movía la yugular. Pero los médicos ya habían firmado la muerte".

De todas formas, llevaron el cuerpo a la casa velatoria y mientras la preparaban en una sala, le pidieron que entre. 

"'Mire, la abuela está despierta'", me dijeron, mientras que el hombre que le hablaba le tocaba el estómago a la mujer tendida dentro del cajón. "'¿No ve señora que respira?'", insistió.

Gladys cuenta que rápidamente llamaron a emergencia y se la llevaron otra vez al hospital.

"Ella no se dio cuenta que estaba dentro del cajón. Con el tiempo la fuimos perdiendo. No tenía noción de lo que estaba pasando ella está en su mundo, como en un sueño. Fue una tristeza y después una alegría y ahora no sé", afirmó todavía en estado de shock por lo ocurrido.

"No quiero que pase con otro paciente. Hace cinco meses que lucho junto a mi mamá con esta enfermedad, estoy cansada. ¿Qué pasaba si decidía dejarla esa noche'. Es una falta de respeto hacia mi moral y la de mi familia", cerró.