BUENOS AIRES (ADNSUR) – El insólito episodio ocurrió este jueves en la ciudad de Chacabuco. El empleado de una funeraria se dio cuenta de que una mujer de 85 años, dada por muerta en el Hospital, aún respiraba. Sucedió cuando preparaba su cuerpo para el velatorio.

El hombre llamó a una ambulancia que corroboró que la mujer, María Muñoz, estaba viva y la volvieron a internar en el centro de salud.

Muñoz lucha contra una leucemía, y estaba internada desde el 21 de octubre. Ayer por la tarde la desconectaron y hasta se firmó su certificado de defunción.“A la tarde dijeron que ya no tenía signos vitales, tipo 10 vinieron de la cochería a buscarla. Cuando la pusieron en el cajón, los hombres que estaban preparando me avisaron de que todavía estaba respirando", contó Gladys, hija de la mujer.

"Lo que más me impactó fue ver a mi mamá en el cajón con los ojos abiertos", dijo todavía indignada por la situación que su familia tuvo que atravesar. "Mi mamá está con una enfermedad que ya no tiene cura pero tampoco es para darnos una noticia así", señaló.

Su hermano, Carlos, que vino de Pergamino tras conocer la noticia, dijo estar shockeado. "Me avisan que mi mamá había fallecido y al rato me dicen que resucitó en la casa velatoria. La verdad que estamos muy mal, muy nerviosos, no sabemos dónde estamos parados", indicó en declaraciones compartidas por TN.

 

Hablan los hijos de la vecina dada por fallecida en el Hospital