COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Desde Buenos Aires, Verónica Muñoz, en diálogo con ADNSUR, manifestó su desesperación ante lo que cree que será el inminente desalojo de su familia en Comodoro Rivadavia. La madre de Matías Ángel, el menor que tuvo que ser trasplantado del corazón y que recientemente tuvo una recaída que obligó a trasladarlo de urgencia a Capital Federal, denunció que el IPV nunca pagó el alquiler de la vivienda que en su momento le gestionaron a modo de ayuda, y ahora pide que no dejen a sus hijos en la calle.

“Estoy desesperada, la situación es re complicada porque yo estoy en Buenos Aires y desde acá no puede hacer nada. En Comodoro quedaron mis hijos, que son menores de edad, y que en 10 días llegue la policía a desalojarlos es desesperante estando tan lejos”, explicó.

La familia de Matías actualmente habita en una vivienda que el organismo provincial le alquiló en la calle Las Fresas del barrio Máximo Abásolo. La misma fue gestionada por el exdelegado del organismo, Daniel Carrizo, quien “se comprometió a pagar un alquiler con el IPV”.

Matías junto a su familia.

Según contó Verónica este jueves, por esta situación se comunicó con las autoridades provinciales de esa área  y le aseguraron que el ahora exfuncionario, que fue recientemente destituido por una denuncia de abuso laboral, “nunca fue autorizado para alquilar la casa, que no estaban ni enterados”.

“El señor Carrizo salió diciendo en todos los medios que él se hacía responsable de alquilarnos la casa, de pagarlo, todo. Pero ahora el dueño dice que hace cuatro meses que no le pagan y que él ya no aguanta más porque él vive de eso. El hombre está en todo su derecho”, señaló Verónica.

Por esa razón, ella pide respuestas a las autoridades, ya que con su marido, que recientemente fue despedido de la empresa Transredes, no pueden afrontar el costo de un alquiler en medio de la situación que atraviesan.

“Todo el mundo se lavó las manos. El intendente (Carlos Linares) no me contesta, no hay nadie que me dé una solución. Es desesperante. A Matías le están realizando varios estudios, estaba bien, pero hoy cuando se enteró que nos van a desalojar en 10 días como que empezó a subir y decaer. Por eso si llega a pasarle algo a mi hijo yo hago responsable a todos los políticos…Por favor que me escuche alguien, yo sé que si los políticos quieren pueden. Yo acá tengo para 25 días más y no sé qué hacer”, lamentó.