CHINA - Cientos de perros y gatos fueron abandonados durante el brote del coronavirus y muchos de ellos, hambrientos, corren peligro de vida. El hecho fue denunciado por diversos activistas y se está volviendo algo habitual en las calles de Wuhan pese a que la Organización Mundial de la Salud afirmó que no son huéspedes del virus.

Pero eso no es todo. Los activistas aseguran que los gobiernos locales pidieron que estos animales sean sacrificados, en base a la creencia desacreditada de que el insecto puede transmitirse a ellos.

Mientras algunas familias se van de sus casas de Wuhan y dejan abandonados a las mascotas, otros habitantes y amantes de los perros y gatos les piden a sus allegados y amigos que acojan en sus hogares a estos seres indefensos, o que los alimentes si los ven en la calle. 

El éxodo de personas comenzó cuando unos cinco millones dejaron la ciudad para el Año Nuevo chino y no han podido regresar ya que el 23 de enero se cerró la entrada. Otras miles están en el hospital bajo tratamiento por el virus.

Por otro lado, la preocupación también afectó a los dueños de perros responsables, que salieron a comprar barbijos para protegerlos. Es que la información sobre la relación del virus y los perros o gatos es confusa. Li Lanjuan, epidemiólogo del comité de NHC (China’s National Health Commission), aseguró que "si las mascotas salen y tienen contacto con una persona infectada, tienen la oportunidad de infectarse".

Un comerciante con sede en Beijing dijo que las ventas de máscaras faciales caninas aumentaron 10 veces desde que se detectó el virus el mes pasado en Wuhan, informó el Daily Mail.

Un alerta que preocupa y duele

La Organización Humane Society International publicó un video de animales rescatados en China y contó el drama que atraviesan. "Siguiendo el brote de coronavirus, una grupo de vecinos nos alertó sobre 11 cachorros abandonados sin agua, comida ni dueños. Un grupo de rescatistas nuestros fue a verlos y ahora los animales están recibiendo atención médica", contaron.

"A pesar de que la OMS decretó que no hay evidencias de perros o gatos infectados, al igual que lo dijeron varios médicos en China, nos llegan alertas de muchos animales que están siendo dejados en las calles o abandonados por la gente que se va de la ciudad. Estamos trabajando duro para ayudarlos", agregaron.