BARILOCHE - La larga cuarentena por la pandemia del coronavirus golpeó muy duro a la actividad comercial y turística de Bariloche. Pasan los meses y el parate económico se siente en el sector gastronómico y otra vez se realizó una marcha para pedir la reactivación. Fue así que los representantes del rubro eligieron el aeropuerto para mostrar su reclamo al que llegaron en caravana e hicieron un abrazo simbólico.

De esta manera y bajo la consigna "Salvemos al turismo, Bariloche reclama trabajar ya”, empresarios, trabajadores, comerciantes y vecinos autoconvocados protestaron para que se reabran las actividades y puedan retomar las tareas que ahora están frenadas y afectan sensiblemente la economía de la ciudad y alrededores.

Los trabajadores afectados por la restricción de circulación entre provincias y por las limitaciones en las actividades turísticas emitieron un comunicado en el que detallan la realidad que están atravesando.

“La unidad conceptual lograda entre quienes generan fuentes de trabajo y quienes son receptores y promotores de estas fuentes revelan la potencialidad de un reclamo basado en la realidad más dramática que haya vivido la ciudad más emblemática del turismo en Argentina y que ya no resiste tiempos de decisiones demoradas. Si los gobiernos no aportan YA medidas reales y concretas de apoyo y sostenimiento a todos los segmentos de la actividad, queremos trabajar”, afirmaron.

A principios de septiembre también hubo una marcha, pero en el Centro Cívico. Los manifestantes, agrupados en la Cámara Hotelera y Gastronómica de Bariloche, pidieron “acceder a un subsidio que nos ayude a sostener los locales y los empleos”. "Ya no tenemos más nada. El día a día es tremendo porque nunca llegás a fin de mes. Hace seis meses que venimos perdiendo plata. Se hicieron reaperturas, pero volvimos para atrás y se hace durísimo. Hoy, un restorán, al que mejor le va, está facturando sólo el 25% y no alcanzamos a cubrir los costos”, explicó Carlos, un manifestante, a TN.

Los comerciantes subrayaron que los costos son imposibles de afrontar y las deudas se acumulan. En los últimos días de la cuarentena cerraron entre 15 y 20 locales.

Desde el domingo, todos los comercios habilitados de la ciudad rionegrina, excepto los supermercados, abrieron sus puertas, luego de que sufrieran restricciones como consecuencia de la pandemia.

 

El director general de Comercio e Industria y servicios de la localidad cordillerana, Sebastián Hernández, dijo a Télam que esta medida se concretó luego de reuniones con la Cámara de Comercio local y distintos vecinos, que solicitaban la apertura los domingos.

Actualmente, la ciudad de Bariloche supera la barrera de los 400 pacientes activos de coronavirus y desde el 1 de septiembre volvió a la etapa de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO).