Este lunes 5 de septiembre un grupo de madres y padres de la Escuela N° 153 del barrio Quirno Costa cortaron las calles 10 de noviembre y San Cayetano como medida de fuerza, exponiendo los diferentes inconvenientes edilicios que presenta la escuela, que llevaron a cumplir el plazo de un mes sin clases en el establecimiento.

Entre los problemas principales que tiene la escuela, se encuentra la falta de calefacción por la rotura de dos calderas, las obras que se llevan a cabo en la parte eléctrica de las aulas, el mal estado de los baños y el patio con baches. Este lunes la dirección de la escuela mantuvo una reunión con los padres para ponerlos al tanto de la situación, y las familias decidieron la medida de fuerza.

Este lunes por la tarde el reclamo de las familias se hizo escuchar en las calles de Comodoro Rivadavia. En diálogo con ADNSUR, Tamara, vicedirectora del turno tarde dijo que “llegamos a un límite de paciencia con los trámites, aún no tenemos una respuesta concreta. Se quemaron dos calderas, y la electricidad de todas las aulas estaba en cortocircuito. Se están arreglando las aulas, pero es muy lento. El 8 se cumple un mes sin clases”.

Por otro lado, los padres dieron su palabra ante el reclamo. “Mi hijo va a tercer grado y necesitamos una respuesta para la reparación de la caldera. Si bien la escuela cuenta con 4 calderas, hay dos quemadas. Los chicos no pueden venir a clases desde que volvieron de las vacaciones de invierno”, dijo Sebastián, padre de un alumno.

Familias de la Escuela N° 153 cortaron la calle en reclamo por las condiciones edilicias. Foto: ADNRSUR
Familias de la Escuela N° 153 cortaron la calle en reclamo por las condiciones edilicias. Foto: ADNRSUR

“Decidimos cortar la calle porque necesitamos una respuesta. Ellos envían tareas, pero no es lo mismo. Los chicos tienen que estar en contacto con los compañeros”, añadió el padre. Se visualizaban carteles con frases que sostenían los propios alumnos, “queremos tener clases, queremos ver a la seño”.

“La escuela está en muy malas condiciones, muy deteriorada. Dijeron que iban a llegar calderas nuevas, pero hasta el momento no llegó nada”, dijo Lucía, abuela de una alumna.

La vicedirectora del establecimiento, explicó que recibieron al personal del ministerio de Educación que fue a ver las condiciones, “pero vinieron solo a revisar”.

Hacia el jueves por la noche, el grupo de familias decidió dispersarse y volver a realizar el reclamo con corte de calles los días miércoles y jueves, aguardando una respuesta del sector educativo. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!