CAPITAL FEDERAL - Los hijos de Evo Morales llegaron a la Argentina este sábado 23 de noviembre a la tarde en medio de la crisis que se vive en Bolivia.

Evaliz Morales Alvarado y Alvaro Morales Peredo arribaron al país alrededor de las 16 en busca de refugio, e ingresaron al país como visitantes, no en calidad de asilados políticos.

Los hermanos Morales fueron autorizados a viajar por las autoridades de Bolivia, y una vez que combrobaron que no tenían ningún tipo de restricción para ingresar a Argentina, tomaron un vuelo y arribaron como cualquier pasajero que llega desde el exterior, sin ningún tipo de operación de seguridad especial.

El ministro interino de Gobierno (Interior) de Bolivia, Arturo Murillo, señaló en su cuenta de la red social Twitter que se les dio a los hijos de Evo Morales todas las seguridades "para salir del país, por instrucciones de la señora presidenta Jeanine Áñez". El funcionario aseguró que la administración que integra cuida "a la familia" porque "los hijos no responden por los crímenes de los padres", y sostuvo que "esta madrugada abordaron un avión de Latam".

 

Arturo Murillo on Twitter

 

Evaliz y Alvaro Morales se encontraban alojados en la embajada de México en La Paz, donde pidieron un salvoconducto para salir de Bolivia, algo que les fue concedido el martes.

Evo Morales, refugiado en México, será acusado por crímenes de lesa humanidad, sedición, terrorismo y alzamiento armado. Sectores allegados al gobierno que encabeza la presidenta autoproclamada ante la Legislatura sin quórum, Jeanine Áñez, reclamaron el viernes que las autoridades ordenen la detención de la hija de Morales por los delitos de sedición y corrupción.

Evaliz Morales tiene 25 años, es abogada, y es hija del renunciado presidente y Francisca Alvarado Pinto, ex dirigente del movimiento político Eje Pachakuti. Álvaro Morales, de 24 años, es ingeniero, e hijo del ex mandatario y la docente de un área rural, Marisol Peredo.

Fuente: Perfil