CAPITAL FEDERAL -  Una familia de La Plata estaba preparando pizzas en su vivienda cuando al abrir un envase de puré de tomate encontró restos de lo que sería un “roedor muerto”. Las fotografías publicadas por la mujer en redes se viralizaron e intervino la Justicia, ordenando retirar el lote del producto de los comercios. Sin embargo, pero desde la empresa envasadora y desde la firma que fabrica los envases Tetra Brik aclararon que es imposible “que un cuerpo extraño con un volumen como el de la foto se pueda introducir en el proceso de llenado” y confirmaron que el caso de la denuncia viral se trato de un caso de incorrecta manipulación de alimentos abiertos. 

Esa “masa negra” en realidad sería moho formado por el error de manipulación. 

Según lo detalló Carolina Díaz, la mujer que halló el extraño objeto en el interior del envase descartable de salsa, se dispuso a cocinar tres pizzas caseras y para eso recurrió a una reconocida marca de salsas. Así fue como cocinó la primera y la ingirió junto a su familia.

Luego hizo lo mismo con la segunda y al preparar la tercera notó que del fondo del tetra del tomate comenzó a salir un “líquido oscuro”: “Procedí a arrojar el contenido de la misma a la pileta de la cocina y en medio de arcadas y convulsiones dije a mi familia y amigos que dejaran de comer”, aseguró la damnificada.

Luego afirmó que “Allí pude ver que se trataba de una masa negra informe, aparentemente con dientes que ocupaban un tercio de la caja”, detalló. Tras el momento desagradable, la mujer realizó la denuncia por el hecho, según lo detalló el abogado de la damnificada, Marcelo Szelagowzki.

“Cuando la abrieron (por la caja) se encontraron con lo que sería un mamífero muerto y deformado que parece una rata. La familia se encuentra bajo vigilancia médica, dado que consumió las dos primeras pizzas hechas con el puré de tomate que contenía el aparente roedor”, argumentó el letrado.

En tanto, el juez de Feria y titular del Juzgado en lo Civil y Comercial N°22 de La Plata, dr. Alfredo Aníbal Villata, por secretaría de Feria a cargo del doctor Leonardo Villegas, ordenaron el retiro comercial del “Lote 1022101 de Puré de Tomate MOLTO, por encontrarse en peligro la Salud Pública”.

A raíz de este incidente, desde las empresas mencionadas aclararon que "los purés y pulpas de tomate en envases de Tetra Pak que se producen y comercializan en nuestro país son productos de origen 100% natural, sin conservantes y, como tal, es necesario que una vez abierto el envase se consuma dentro de las 72 horas posteriores a la apertura, para asegurar que la integridad del producto se mantenga idéntica al momento del envasado", según publica Los Andes

Explicaron que "el proceso de esterilización y envasado del puré de tomates es un sistema cerrado y presurizado, el cual impide la penetración de microorganismos y cualquier otro elemento que pudiera re contaminar el producto estéril. Si el contenido de un envase Tetra Brik no estuviera apropiadamente esterilizado, el envase se hincharía rápidamente por ser flexible y eventualmente reventaría antes de su distribución, debido a la proliferación de microorganismos"

Mencionaron que los envaces se cierran herméticamente y que se siguen "una serie de mecanismos de seguridad para prevenir la entrada de microorganismos y de cualquier cuerpo de mayor tamaño. Si éstos quisieran ser introducidos deliberadamente, quedarán atascados en algún punto de la línea, ya que la misma tiene filtros de pasos milimétricos".

"Estos mohos pueden incluso generar un cuerpo voluminoso, por ello se confunde con otros elementos. Por ello, es importante que una vez abierto el producto se conserve refrigerado, y consumirlo en un lapso no mayor de 3 días posteriores a su apertura", apuntaron.