CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - "Si no logramos modificar esas conductas que terminan impactando en la circulación del virus y de personas de manera innecesaria, en el marco de una pandemia, cuando nos está golpeando una segunda ola, eso va a terminar impactando indefectiblemente en la escuela", aseveró el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

En ese sentido, insistió: "Tenemos que pedir que se restrinjan aquellas actividades que no son prioritarias". El titular de la cartera de Educación reiteró que la prioridad del Gobierno es asegurar la presencia de los alumnos en las aulas.

Sin embargo, aclaró que "en algunas instancias se puede llegar a la restricción de la presencialidad. No quiere decir eliminar la presencialidad, sino disminuirla, siempre que sea parte de una política armónica que impacte en otros ámbitos, pero bajo ningún punto de vista comenzar las restricciones por la escuela".

Trotta precisó que en caso de tomar restricciones con respecto a la presencialidad, se hará por distritos y no a nivel nacional. "Cualquier decisión que se toma tiene que ser en la mínima unidad geográfica posible, no podemos tomar a la Argentina como un todo y no podemos tomar a una provincia como un todo", sostuvo el funcionario en diálogo con radio La Red.

Asimismo, el ministro  dijo que las aulas siguen siendo "ámbitos seguros" y explicó que hasta ahora sólo se registraron contagios por coronavirus en el 0,2% de los alumnos, y que, además, la mayor parte de esas infecciones no ocurrieron en las escuelas", señaló Télam.