CAPITAL FEDERAL - A pocos días del banderazo por el #17A, usuarios afines a la oposición convocan a través de las redes sociales a una nueva protesta contra el proyecto de reforma judicial para la próxima semana, cuando el Senado intente darle sanción a la legislación.

La iniciativa, difundida bajo la consigna #26ATodosAlCongreso, la comenzó a tomar fuerza este miércoles por la tarde, cuando el bloque del Frente de Todos se disponía a darle aprobación al dictamen del proyecto en el plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales del Senado, para que luego sea tratado en el recinto.

Según detalla Infobae, la movilización está prevista para el próximo miércoles, pero podría modificarse en caso que la votación en el Poder Legislativo se defina en otra fecha.

Tras el banderazo, convocan a otra marcha para el 26 de agosto en rechazo a la reforma judicial

En sintonía con la oposición de Juntos por el Cambio, los convocantes identificados con #Soydel41 se expresaron en su mayoría contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Otros hashtags que circularon por las redes son #AlCongresoContraLaImpunidadDeCFK y #NoALaReformaJudicialK. 

Como contrapunto, hubo otros usuarios que confrontaron con el llamado a la protesta. “Millones de argentinos NO iremos a la convocatoria macrista #26ATodosAlCongreso, son el grupo minoritario inconsciente que existe en todo país y que ya perdieron en las urnas”, dijeron. 

El debate legislativo

Después de la movilización del lunes pasado, el presidente Alberto Fernández hizo un mensaje alusivo a los sectores opositores que confrontan con el Gobierno, aunque no mencionó explícitamente a la protesta. “No nos van a doblegar los que gritan. Los que gritan no suelen tener razón y nosotros sabemos a qué vinimos”, sostuvo.

La ley de Reforma Judicial obtuvo un dictamen favorable este miércoles en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia y Asuntos Penales del Senado, y está listo para ser debatido durante la próxima sesión.

La iniciativa contó con el apoyo de los legisladores del Frente de Todos, en tanto que el interbloque de Juntos por el Cambio y sus aliados se opusieron, lo que generó varios cruces con el oficialismo.