Luego de 11 días de enfrentamientos empieza a asomar un principio de paz en Medio Oriente, luego de que Israel y Hamas acordaran este jueves un alto al fuego entre ambos.

Tanto el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, como la organización yihadista confirmaron la decisión "mutua e incondicional", pero su horario de entrada en vigor aún no fue clarificado por las partes.

Según indicó el Jerusalem Post, una fuente del gobierno egipcio, que ofició como mediador en el conflicto, confirmó que ambos sectores llegaron a un acuerdo “en principio” pero todavía debían definir los detalles.

"Los funcionarios aceptaron la iniciativa egipcia de un cese al fuego mutuo y sin condiciones”, remarcó un comunicado de la oficina del primer ministro, donde se aclara que la hora de inicio "será determinada después”.

The Times of Israel reportó que todos los miembros del gabinete votaron a favor de la medida, una decisión que se aceleró luego de que la nación medioriental informara que “agotó” todos sus posibles objetivos militares en Gaza.

“Hamas ha sido disuadido y sufrido serios golpes", habría asegurado un funcionario de Israel al respecto.

Cabe destacar que las hostilidades comenzaron el pasado 9 de mayo, y en base a los reportes oficiales de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), la cantidad total de misiles lanzados contra el país fueron "4.340 cohetes”, de los cuales 640 fueron defectuosos y cayeron dentro del enclave palestino.